Teosofía: ¿Qué es?, símbolos, historia y mucho más

Teosofía, es uno de los tantos términos que se utiliza para designar a un tipo de sabiduría que no tiene ninguna edad, que es infinita y eterna, en pocas palabras, se utiliza para con ello definir el conocimiento de la verdadera realidad, una sabiduría infinita mas allá del aspecto divino.

Teosofía¿Qué es la Teosofía?

Para definir que es la Teosofía, se debe partir de la raíz de la palabra, tomando en cuenta que se desprende de la palabra griega theós que significa “Dios”, y sophía, que denota sabiduría”, la sabiduría eterna e infinita propia del Altísimo, del que todo lo ve y todo lo sabe.

Se puede denominar también como Teosofía a un grupo de enseñanzas y métodos que fueron dadas a conocer, por quien fue la fundadora de dicha doctrina, Helena Petrovna Blavatsky, movimiento impulsado por ella terminando el siglo XIX.

La Teosofía, es un método a través del cual los seres humanos vamos descubriendo la realidad de las cosas, pero esto se hace mediante la aplicación de un aprendizaje puesto en marcha de manera progresiva y en segmentos entre los que se va dividiendo el conocimiento de dicha realidad. Por todo lo anteriormente explicado, se puede decir entonces, que la Teosofía es por lo tanto, la Sabiduría de Dios o un tipo de Sabiduría Divina, infinita y eterna.

Teosofía

Otros conceptos la definen como la búsqueda de la obtención del conocimiento directo de Dios y del espíritu, refiriéndose a un señalamiento donde no cabe el aspecto relativo sino más bien un carácter muy exacto de lo que se dice, donde con solo mencionarla la palabra origine un único concepto de lo que se está diciendo, o a aquello a lo que se quiere hacer referencia.

Dicho concepto giraría en torno tanto a su epistemología, es decir, su historia como práctica. Al vincular el concepto de la Teosofía con el hecho de obtener el conocimiento de Dios, se establece una conexión entre el término con la parte de la creencia religiosa. (Ver articulo: Yin Yoga)

Es por ello que partiendo de este principio se puede decir que el objetivo que persigue la Teosofía es tener el conocimiento máximo de las cosas, un tipo de sabiduría que solo la tiene Dios, a través de la cual podemos llegar a descubrir la razón de aquello que no se conoce o permanece oculto. Todo el estudio Teosófico, completa altamente el conocimiento sobre todas las cosas, y de cómo son sus procedimientos y métodos.

Pero para obtener este conocimiento supremo no basta solo con buscarlo, explorarlo y aprenderlo, también debe ser ganado por cada uno de los seres humanos, mientras que el conocimiento de lo de abajo puede ser transmitido a través de la lectura y comprensión de los libros, mediante asistencia a conferencias, a través de debates y conversaciones, inclusive puede ser transmitido de persona a persona.

Teosofía

La Teosofía como doctrina, plantea un principio para el origen de todas las religiones, las cuales expone que se crearon partiendo de una misma instrucción o base en común, una teoría que se fue renegando a medida que iban surgiendo nuevas creencias religiosas alrededor de la enseñanza original, con la intensión de contradecir los fundamentos originarios con el transcurrir de los siglos posteriores.

Las ramas de la Ciencia y la Filosofía, surgieron para ser empleados como métodos, a través de los cuales se le permitiera a la persona poder acercarse un poco a lo que expresa el conocimiento original, que es simplemente que la verdad indisoluble pero dentro de un mundo que está sujeto a constantes cambios. 

Existe un concepto que relaciona a la Teosofía con estas ramas, llegando a conceptualizarla como una de las varias filosofías que se accionan, persiguiendo el objetivo de lograr tener el conocimiento de Dios en el marco de la ejecución de un autodesarrollo espiritual, la sagacidad directa, o estrechar relaciones especiales de manera individual.

Se define como un movimiento particular, de carácter moderno y que se rige bajo los principios de las religiones cristianas, doctrinas hindúes y budistas, todas con un mismo fin, lograr la armonía del cosmos.

Símbolos de la Teosofía

Los símbolos que forman parte de la Teosofía, están todos comprendidos dentro de la figura del emblema de la Sociedad Teosófica. Estos signos se ha empleados desde los años más antiguos, con la finalidad de poder reflejar cuales son las teorías espirituales y filosóficas que existen sobre la vinculación de la creación del hombre, y su convivencia dentro del universo.

Dichos símbolos están contentivos dentro de las grandes religiones que existen en todo el mundo, dándole un significado a las distintas formas dentro del cosmos, tomando en cuenta las diversas culturas que tienen orígenes separados, y es precisamente este hecho el que ayudara a tener una mejor comprensión de cada significado.

Cuando se estudia en conjunto estos símbolos, se puede decir entonces que se está en presencia de un emblema enmarcado dentro de un amplio esquema progresivo, que comprende todo tipo de naturaleza tanto del aspecto físico como espiritual. (Ver articulo: Ocultismo)

Teosofía

A través de una investigación profunda de estos símbolos, se puede llegar hasta razonar sobre la existencia de algunos misterios que parecieran ser incomprensible, brindando una comprensión sobre ellos y el por qué de su existencia. 

Sin embargo, a pesar de esto, los símbolos no pueden interpretarse con una exacta precisión, por un lado debido a su antigüedad, y por el otro, dado a la dificultad de poder señalar cuál es su origen real. Es por ello que se han conseguido solo acercamientos sobre sus significados, mas no se afirma bajo ninguna circunstancias. Solo se usan estos conceptos como aspectos referenciales.

Ankh o Cruz Ansata

El símbolo de la Ankh o también llamado Cruz Ansata, tiene la forma de dos Triángulos entrelazados ubicado en el centro del emblema de la Teosofía. El diseño contempla además una especie de círculo en una forma dispuesta a la cruz Tau, llamada así al tipo de cruz que tiene la imagen de una letra, la letra T.

El símbolo de la Ankh o Cruz Ansata, es un signo muy antiguo y de origen egipcio, con el cual se representaba a la resurrección del espíritu una vez que sale de su cuerpo o de la materia.

Con este símbolo se buscaba encarnar la victoria de la vida por encima de la muerte, del bien contra el mal, en definitiva, del espíritu cuando se libera de la prisión de su materia. Esta teoría sobre la resurrección que representa dicho símbolo, se pone de manifiesto en la mayoría de las religiones.

Triángulos Entrelazados

Otro de los símbolos de la Teosofía son los Triángulos Entrelazados, a los cuales se les llama de manera más popular como Triángulo doble. Este símbolo es conocido con el nombre del Sello de Salomón o la Estrella de David dentro de la religión hebrea.

La figura de estos triángulos se encuentran cercados por una víbora. La imagen del triangulo y la serpiente que lo rodea, representan la creación del Cosmos teniendo solo como limites el espacio y el tiempo.

Si se estudian de manera separada, los triángulos encarnan la manifestación conocida como la trinidad, un entidad de la cual se habla en diversas religiones bajo diferentes nombres, como es el caso en el cristianismo, donde la trinidad se ve representada a través del Padre, el hijo y el Espíritu santo, mientras que dentro de la corriente hindú, la trinidad se ve encarnada por los dioses Shiva, Vishnu y Brahma.

En lo que se refiere a los triángulos de sombras oscuras y claras, y cuya posición de los vértices están en posición hacia abajo y hacia arriba, los mismos hacen referencia al ocaso y ascenso de la vida con respecto a la materia que ocupa el alma y de donde se desprende el espíritu. Simboliza la lucha constante que permanentemente tienen las fuerzas de la luz y de la oscuridad, las cuales se manifiestan en el hombre y también en la naturaleza. 

 

La Serpiente

La imagen de la serpiente, además de ser un complemento para valorar el significado de los triángulos, ella en si misma también encierra un significado, tiene su propio simbolismo. Por muchos años, la imagen de la serpiente ha representado en varios escenarios la Sabiduría. (Ver articulo: Yoga)

Y la misma representación la tiene dentro de varias religiones, pues en el caso de la doctrina del hinduismo, se les denomina a los sabios con la palabra “Nagas”, un término con el cual también se le llama a la serpiente. En el cristianismo por ejemplo, se dice que Jesucristo le recomendaba a sus discípulos, que fueran igual de sabios como lo era la serpiente.

Con referencia a la corriente egipcia, los faraones mostraban encima de sus cabezas una especie de serpiente llamada Uraeus o también conocida como la cobra sagrada. A través de esa imagen se buscaba representar el conocimiento contentivo dentro de un tipo de sabiduría oculta, la cual ponían de manifiesto al momento de iniciar los ritos sagrados.

La serpiente que se encuentra dispuesta en posición circular y que aparece como si se tragara su propia cola, con dicha forma simboliza el círculo del universo, lo infinito de un proceso que cumple con un ciclo dentro de una manifestación.

Svastika

Una las múltiples formas en las que se encuentra la cruz se le denomina como Svastika o también es descrita en varios textos como Esvástika. Este tipo de símbolo de la Teosofía es el signo de la imagen de la Cruz de Fuego, con brazos encendidos en llamas y que se encuentran dando vueltas con dirección al sentido del reloj.

Las poderosas energías creativas contentivas dentro de la naturaleza se ven representadas mediante la imagen de este símbolo, al igual que encarna las fuerzas con las cuales se pueden disolver las formas a través del transcurrir del proceso evolutivo.

La Svastika se ve vinculada al tema de la trinidad de las religiones, asociándose con la representación de la tercera persona, es decir, con el creador. En el caso de la corriente del cristianismo se estaría hablando del Espíritu Santo, y dentro del hinduismo hace la alusión al dios Brahma.

Aum

La palabra Aum, son las tres letras utilizadas por parte de la corriente hinduista para el manifiesto de la Trinidad o las tres divinas personas. El término Aum, se puede visualizar dispuesto sobre el emblema de la sociedad Teosófica, considerada como un nombre sagrado dentro del hinduismo expresada en caracteres sánscritos.

Con ella se hace referencia a una palabra creadora con la cual se hace referencia a la creación del Universo. Cuando se toma analizar el emblema contemplando todos sus elementos en conjunto, el mismo encarna un aspecto Absoluto, la conceptualización que se tiene de Dios, un carácter trascendente e inmanente.

Conjuga la frase donde se considera al principio como Verbo, y donde el Verbo expresaba en sí mismo la existencia de un Dios. Se refiere a un Dios trascendente, el que va mas allá de solo la creación, en ese principio es en el que radica la palabra sagrada AUM.

Combina la existencia de otros símbolos como el de la serpiente y el Esvastika, que representan el ciclo de manifestación y el recibimiento de la energía divina, interpuesto entre los triángulos enlazados del espíritu y la materia, expresados a través del concepto y la representatividad del Ankh, que es el símbolo de la inmortalidad. Un solo Dios inseparable, que se hace presente en toda forma creada.

“No existe mayor religión que la verdad elevada”, es el lema que se puede leer ubicado alrededor del emblema de la Sociedad Teosófica. La misión que persiguen todos los teósofos es la búsqueda constante de la verdad, por encima de cualquier tipo de creencia. Este hecho se expresa dentro de las mayores religiones, donde se coincide que con la caracterización de la verdad encarnada en un rayo de sabiduría única, divina e infinita.

La explicación que se da sobre el significado de cada símbolo que comprende el emblema, es solo una muestra de la profundidad que encierra dicho tema, ya que la investigación acerca de estos signos y sus representaciones es muy extensa e inagotable, casi como el mismo universo.

Historia de la Teosofía

La historia sobre la Teosofía va de la mano con la exploración de su creadora Helena Petrovna Blavatsky, quien comienza a conceptualizar este movimiento que es tomado también como una doctrina religiosa, que está estrechamente relacionado con el principio de la creación del universo y su verdad real.

La fecha data de finales del siglo XIX, y que se le da mayor formalidad a través de la fundación de la Sociedad Teosófica, para poder avanzar en las teorías que se le acreditan a la Teosofía.

Helena Blavatsky, era una mujer de ascendencia mezclada entre rusa y alemana, polémica pero a la vez  carismática, nada convencional, fiel defensora de la Teosofía tanto de su práctica como de sus principios teóricos, lo que fue afianzando a través de sus viajes, experiencias con las cuales iba nutriendo a dicha doctrina.

Desde el momento en que fue creada, la Teosofía comenzó a calar dentro de varios ámbitos e influido en el desarrollo de otros movimientos de corte místicos, filosóficos y religiosos, ya sea debido a su parecido doctrinal o por presentar con ellas alguna divergencia. (Ver articulo: Yoga Nidra)

Teosofía

La sede de la sociedad se estableció en la ciudad de Nueva York, en los años de 1875, adoptando como lema: “No hay religión más alta que la verdad”, con lo cual se le da realce al hecho de colocar la verdad del origen por encima de las demás cosas. Junto a Blavatsky se unen otros pioneros de estas teorías que decidieron estudiar este movimiento, entre los cuales se puede nombrar a: Henry Steel Olcott y William Quan Judge.

Este movimiento teosófico moderno, contempla una ideología orientada hacia un aspecto ecléctico occidental, donde las religiones del cristianismo, el budismo, el hinduismo se integran en un solo principio de creación, y cuya base se encuentra directamente relacionada a los movimientos esotéricos y espiritistas que se produjeron a finales del siglo XVIII, entre los que se pueden nombrar los gnósticos, rosacruces y masónicos.

Una vez fundada, la Sociedad Teosófica se plantea unos objetivos para poder lograr el estudio comparativo de Religión, Ciencia y Filosofía, para con ello cumplir el propósito de descubrir la enseñanza fundamental de cada una de ellas y cuáles son los puntos de coincidencias entre sí.

La teosofía tuvo una gran influencia dentro del surgimiento de movimientos paralelos a ella, siendo uno de estos el estudio creado por parte de Conny Méndez en referencia con la metafísica cristiana, de Rudolf Steiner, la institución de la Sociedad Antroposófica; Alice Bailey y su Escuela Arcana.

Teosofía

De igual manera influyo sobre los niveles de ascensión y otras doctrinas orientalistas, instituidas por parte de la Fundación Krishnamurti.

La Sociedad Teosófica comprende tres objetivos centrales como lo son: Sin tener ningún tipo de distinción de raza, credo, sexo, casta o color, debe establecer un núcleo de Hermandad de la humanidad de carácter Universal; comparar los principios de la religión, la filosofía y las ciencias a través de estudios profundos; explorar sobre los aspectos referidos a la naturaleza del hombre y su entorno, así como el estudio de todo los existente de manera inexplicable dentro de la naturaleza.

Siete símbolos de exclusiva importancia están contenidos dentro del concepto del emblema de la Sociedad Teosófica, enmarcados dentro de las representaciones que se tiene dentro de las sociedad.

El primero de ellos es el lema de la Sociedad; el segundo lo conforma una serpiente mordiendo su cola; el tercer es la esvástica; el cuarto es el hexagrama; el quinto símbolo es la cruxansata o también llamado Ankh; el sexto es el alfiler de la Sociedad, el cual está conformado de cruces ansata y una serpiente dispuesta en una forma entrelazada, formando un T y una S cuando están juntos; y el séptimo símbolo es el Om o la palabra sagrada Aum.

Teosofía

Exceptuando el Aum, todos estos símbolos están contentivos dentro del sello de la Sociedad, expresando en si mismo todas las corrientes que los miembros de la sociedad siguen. Para formar las bases, los pioneros de la corriente Teosofía, Blavatsky y Olcott, se trasladaron desde la ciudad de Nueva York hasta la India, específicamente Bombay, en el año 1878, creando las bases de sus teorías de una manera organizada y no proselitista, ni sectaria.

A nivel internacional, la sociedad Teosófica se estableció en los suburbios de Madras en Adyar, y de la organización originaria se derivaron varias secciones tras pasar por algunos ajustes, aunque siguen teniendo presente los tres objetivos fundamentales de la Teosofía que estableciera su fundadora Blavatsky.

Con el pasar del tiempo, la Teosofía comenzó a tener influencia dentro de la práctica del espiritualismo y las subculturas que se desprenden de ésta, o están estrechamente relacionadas. 

Con la ramificación de la doctrina de la Teosofía, se produjeron también algunos desacuerdos entre destacados teosofistas, causando como consecuencia serias divisiones, hechos que ocurrieron después de la muerte de Blavatsky, lo que dio paso a su vez para que nuevas organizaciones teosóficas surgieran.

Teosofía

En los años de 1895, uno de los precursores de la corriente, William Quan Judge, constituyó una organización teosófica dentro de la ciudad de Nueva York, tras el rompimiento de las alianzas, institución que luego tuvo que ser trasladada hasta California, específicamente en Pasadena, pasando a conocerse como la Sociedad Teosófica de Pasadena en el año 2011.

Otra institución que se creó luego de la separación fue la organización teosófica, denominada como la Logia Unida de Teósofos, fundada en el año 1909, por parte de Robert Crosbie.

William Quan Judge y Alfred Percy Sinnett, han seguido el legado de Blavatsky, contribuyendo con el desarrollo de la Teosofía, al igual que otros exponentes que surgieron luego, todos produciendo textos de investigación a través de los cuales se difundían la concepción original de los principios de la Teosofía.

Hoy en día, la Teosofía sigue siendo un tipo de escuela filosófica, con una manifestación activa en más de 50 países, llegando sus criterios a los fieles a través de las distintas Sociedades Teosóficas constituidas.

Teosofía según Autores

Teosofía, es un nombre de origen griego que tiene como significado la “Sabiduría Divina”. Originalmente, este término fue empleado por parte de diversos filósofos alejandrinos y Neoplatónicos, durante el transcurrir del siglo III de nuestra era.

Son muchos los teosóficos que se han dedicado al estudio de la Teosofía, extendiendo sus bases y principios, incorporando nuevas investigaciones y teorías, sin dejar de lado los tres objetivos originarios instaurados por parte de su creadora. 

Estos autores han buscado el demostrar en punto de convergencia y de unidad entre todas las religiones. Las distintas conceptualizaciones que han surgido sobre la Teosofía se han realizado enmaradas dentro de una metodología de ética común, derivadas de las verdades universales, con influencia dentro de las creencias que tienen las personas en todas las naciones, donde el pasado y el presente se conjugan de manera permanente.

Teosofía

Tanto las escuelas dedicadas al estudio de la Teosofía como los autores que  investigan sobre sus premisas, parten de tres proposiciones básicas.

La primera de ellas es basada en la existencia de una naturaleza absoluta y desconocida, que se manifiesta de una forma omnipresente, e impersonal, pero que además inter penetra al ser, siendo parte de su esencia porque es a partir de eso que se da el origen de todas las cosas, tanto lo tangible como lo invisible. (Ver artículo: Yoga Mudra)

El segundo estipulado considera que el espíritu de los hombres goza de una naturaleza eterna e inmortal, la manifestación del Alma con un carácter universal; y la tercera premisa tiene como enunciado el hecho de que el hombre tenga la oportunidad de hacerse Uno con el creador, pudiendo ser partícipe de esa sabiduría divina a la que los mortales aspiran, yendo más allá de sus propios impedimentos, lo que se traduce en un Amor omniabarcante.

Teosofía

Según Rosmini

Rosmini, logró desarrollar dentro de sus obras, fundamentos sistemáticos donde establece puntos de comparación de la Teosofía con la filosofía, considerando que la primera estaba de alguna forma incompleta y los principios filosóficos venían a ser un complemento para asentar sus bases de una manera más firme. Para este autor, la Teosofía expresa un tipo de filosofía del Ser donde se mezcla lo tradicional con lo moderno.

Nadie era capaz de adicionar una sola verdad que fuese fundamental para el conocimiento como la filosofía aunque para Rosmini, a esta corriente solo le faltaba madurar. Estipuló tres fases por las que debía pasar el pensamiento humano, uno que fuese de manera tradicional e imperfecto, otro que fuese crítico, evaluador y consultivo, y el último que fuese imperioso y absorbente.

En el primer tipo de pensamiento se logra llegar a la verdad, pero solo es una verdad parcial, delimitada ya que puede caer en contradicciones. En el pensar dialéctico y crítico con el que se puede presentar problemas clásicos y el pensar absoluto, con el que se podría resolver las contradicciones manifestadas de forma aparente. Dicho pensar absoluto sería entonces el principio de la Teosofía.  

Teosofía

Dentro de su obra, Rosmini expone la teoría de las tres formas del ser: el ideal, el real y el moral. Con esta teoría se puede distinguir entre la forma ideal y la forma real del ser. La forma ideal del Ser, era considerado por el autor como una entidad de una naturaleza muy característica, que no se presta a confusión al ser confrontado con resto a los cuerpos o el espíritu, ni a otro elemento que sea parte del Ser real.

Tenía como creencia que los sentimientos estaban vinculados de una manera estrecha al ser Ideal, tomando la idea como una entidad verdadera. El ser ideal es la luz del espíritu que se va nutriendo por las experiencias, las cuales aun cuando no se puedan conceptualizar, se pueden someter a análisis.

Mientras la psicología se ocupa del ser real, en las hipótesis de la Teosofía radica el Ser moral. Presenta en perspectiva a un Ser ideal visto de una manera objetiva y a otro Ser real pero de manera subjetiva, siendo ambas partes de un mismo Ser, vinculadas entre sí.  

Según Steiner

Otro de los autores que ha realizado investigaciones y establecido teorías basadas en los principios de la Teosofía es Rudolf Steiner, quien relaciona a dicha corriente con la posibilidad de un tipo de conocimiento al que el autor cataloga como suprasensible.

La obtención de este conocimiento no se realizaría de una manera tradicional, sino a través de un órgano sensorial propio de cada individuo, con la cual se es posible percibir la esencia verdadera en el hombre.

Estas teorías no son aceptadas por la ciencia tradicional y contemporánea, la cual no cree en la existencia de lo oculto, de aquello que no se puede percibir de una manera lógica sino a través de algo superior, más allá de los sentidos.

Por el contrario, en ese caso, lo que hace es presentar cercamientos al conocimiento humano, negando el acceso a realidades superiores. El planteamiento de Steiner, se enmarca dentro de los que muchos han considerado como la sabiduría divina, uno de los significados que se le ha dado a la corriente de la Teosofía, doctrina que se afianza dentro del entorno como la nueva ciencia que le da explicación al espíritu y todo lo omnipotente.

En la teoría de la Teosofía propuesta por Steiner, el cuerpo, el alma y el espíritu, son los tres elementos esenciales que contempla el Ser del hombre. Con el cuerpo se revela ante el hombre todos los elementos que conforman su contexto; el alma le sirve con vinculo entre su propia existencia y lo que lo rodea, un hecho que produce distintas reacciones en su Ser que pueden ser positivas o negativas, ligadas a sus sentimientos.

Y por último está el espíritu, a través del cual se pone al descubierto aquel conocimiento guardado u oculto de las cosas. A través de estos tres elementos que conforman el Ser de los hombres, es que puede conectarse con el resto del mundo que a su alrededor.

El autor indica que la visión corporal comprende un mundo propio, mientras que a través del espíritu se puede obtener una visión superior referente al mundo exterior, donde se el conocimiento de las cosas es mucho más amplio. Tomando en cuenta este enunciado, donde cada uno de los elementos que constituyen al ser del hombre es un mundo aparte, entonces el hombre transitaría habitando esos tres mundos.

Para el autor, el espíritu hereda vidas anteriores o encarnaciones precedentes, por lo que entonces se estaría diciendo que esta vida, es el mismo transcurrir de otras pasadas, trayendo consigo el aprendizaje del Yo espiritual, que ha venido adquiriendo de las vidas anteriores, a lo que los espiritistas y religiosos denominan como el karma.

De igual manera, Steiner tiene la creencia de que esto puede evidenciarse mediante el aura, que refleja una muestra de todo lo que la persona ha realizado en cada una de sus vidas anteriores o encarnaciones. Algunas sensaciones, dolencias u enfermedades actuales podrían estar vinculadas a lo vivido en el pasado, y que viene arrastrando a este presente.

Todo este cuestionamiento es propuesto por parte de Steiner como la medicina antroposófica, categorizando con ello al tipo de salud que se concentra en lo que ha sido la vida espiritual del hombre.

Es entonces, según lo señalado por parte de Steiner con referencia a esta nueva propuesta de la medicina, que cuanto más sintonice su alma con las manifestaciones del espíritu, el hombre será entonces así más perfecto, mientras que será considerado como imperfecto, en la medida de que se incline por el hecho de satisfacer sus funciones del cuerpo.  

Sin embargo, para poder tener esa capacidad de separarse de sus prejuicios, debe ponerlo en práctica de manera constante como un ejercicio, ya que es cuando se olvida de sí mismo, que busca entonces interferir en lo que le es ajeno.

Teosofía

Se debe dejar un espacio para que los hechos hablen por si solos sin la intervención de la interpretación del hombre sobre ellos, lo que le dará forma a los pensamientos que se van creando de una manera interna. Esto busca hacer que se manifieste el entorno sin la subjetividad o influencia del individuo. Es por ello que Steiner describe a través de esta teoría, una entrega desinteresada del Ser al espíritu.

Es la verdad de por sí sola, la que debe regir los caminos del hombre, cubriéndolo por competo, transformándolo en un ser de luz que viva bajo las leyes de lo infinito dentro del mundo espiritual. Y es precisamente en lo que deben radicar las aspiraciones de los hombres ansiosos de obtener el conocimiento o la sabiduría divina que es la Teosofía.

Cuando el hombre se apega a los sentimientos de la carne y se debata entre placer y dolor no podrá adquirir el conocimiento al que tanto aspira, es cuando aprenda a vivir a través de ellos apartándolos de su ser, el momento justo para acercarse al conocimiento de la verdad absoluta.

La propuesta de Steiner básicamente es que debe existir un desprendimiento de la carne y quedarse solo en el plano espiritual, ya que solo así se presentan las condiciones de poder conocer la verdadera esencia de las cosas.

Esta propuesta carece de originalidad, en vista de que ya desde la antigüedad se ha venido poniendo en práctica como parte de la formación doctrinaria ética racionalista, orientada hacia el cristianismo y otras religiones.

Para Steiner, esto consistiría en una ética misticista, donde se experimenta un intento de liberación de la opresión que encierran los sentidos, hacia lo desconocido, algo nuevo, un saber vinculado a la esencia de las cosas.

En resumen tenemos que la Teosofía, contiene objetivos éticos a pesar de esta fundamentada sobre las bases de la ontología y epistemología metafísica. Esta nueva alternativa propuesta por el autor que habla sobre la medicina del Alma, sirve mas como una especie de terapia que ayuda a sobre llevar todos los males que aquejan la vida del individuo.

Hoy en día, cuando el hombre busca una explicación espiritual a los hechos que le ocurren dentro del transitar de su vida, estos enfoques teóricos sobre la Teosofía pueden generar una gran influencia. Más sin embargo, existen otras ciencias parecidas a esta doctrina que explican de una manera más ética el devenir de las cosas, con basamentos mucho más lógicos y justificaciones lógicas y racionales. 

Según Blavatsky

Helena Blavatsky, es la fundadora de la Teosofía, una corriente que construyó en doctrina y cuya influencia ha llegado hasta nuestros días transformada en un movimiento denominado como New Age. Muchos han sido los libros que esta autora ha redactado acerca de este tema, siendo el de mayor referencia la obra titulada: La clave de la Teosofía.

Allí, Blavatsky ofrece una explicación del porqué del nombre de esta doctrina, dejando ver que es uno de las muchas formas que existen para denominar a un tipo de sabiduría efímera, infinita, la obtención del conocimiento real de la verdad.  Es decir que, la Teosofía se refiere a aquel tipo de sabiduría primitiva y originaria, que está ampliamente vinculada a un carácter religioso, pero también sumergido o enmarcado dentro de una doctrina esotérica.

Este tipo de Sabiduría, era una irradiación del Principio divino, según lo expresado dentro de las antiguas escrituras, la cual estaba contenida dentro de diversas corrientes bajo otros nombres como por ejemplo: llevaba el nombre de Thoth en el egipcio, Hermes con los griegos, Buddh en el hindú y Nebo en el babilonio. (Ver artículo: Era de Acuario)

Tesofía

De igual manera, el concepto de la sabiduría divina está íntimamente ligado al nombre de algunas diosas como lo son: Neitha; Metis; Atena; la Sophia gnóstica y los Vedas, cuyo nombre es un derivado del verbo conocer, invocando el conocimiento, la sabiduría.

Los rishis de Aryavarta; los theodidaktoi griegos; filósofos orientales y occidentales antiguos y hasta los hierofantes egipcios, conceptualizaron a la Teosofía bajo la designación del conocimiento completo de las cosas ocultas y esencialmente divinas.

Dentro de las conceptualizaciones que la creadora de esta corriente le dio a la Teosofía, Blavatsky indicaba que la misma era una ciencia que estudia la presencia del aspecto divino que comprende al hombre y que se manifiesta dentro de la naturaleza. La Teosofía es la encargada de investigar, estudiar y analizar todos los aspectos conocidos y los que se mantienen ocultos, incluyendo el aspecto incognoscible.

Estos principios se estipulaban en cuanto a la parte de las teorías, ya que al llevarlo a la práctica, su propia aplicación ponía de manifiesto el significado de libertad de pensamiento, presencia de la autoconfianza y autocontrol, voluntad del Ser, muestras de coraje e independencia absoluta. Para Blavatsky, el concepto de la Teosofía comprendía varios significados expresados en distintos niveles.

Sin embargo, todos parten de un origen, el primero de los principios, donde dicha corriente se conceptualiza como la Sabiduría Divina, de la cual varios Instructores Espirituales han expresado distintos aspectos que se derivan de la misma, y que se ponen de manifiesto en las diversas religiones.

Por muchos años y en distintas épocas en el tiempo, se dice que muchos sabios y filósofos han podido obtener el gozo de dicha sabiduría divina, pero que solo han podido acceder a ella luego de haber cumplido con un correcto comportamiento en sus vidas, que es una de las condiciones que existen para poder lograr obtenerla.

Teosofía esotérica

Para poder describir lo que significa la Teosofía esotérica se debe comenzar por conocer la etimología de los nombres por separada y después poder establecer la relación del conjunto. Es así como entonces tenemos que el origen de la palabra Teosofía parte de la raíz “Teo”, que significa Dios, o también todo lo que está relacionado con el aspecto de lo divino. (Ver artículo: gnosticismo)

En cuanto a la terminación “sofía”, la misma resulta del término griego “sophos”,  que significa “sabiduría”. Es por ello entonces, que se puede decir que el nombre en conjunto “Teosofía”, se refiere al estudio de lo divino, o más exactamente, al saber divino, un tipo de conocimiento omnipotente que va más allá de lo terrenal.

Partiendo desde ese concepto es que viene su vinculación con lo esotérico, puesto que esta corriente nació en el siglo XIX, específicamente a finales de los años 1800, siendo parte una de la otra, ya que su comprensión se hace a través de una escuela esotérica. Es así como la Teosofía es considerada como una escuela esotérica fundada por parte de la señora Helena Blavatsky.

Estas teorías comenzaron a aparecer cuando las personas se inclinaban a tener un tipo de creencias más espiritual, por lo que todos los textos, escritos y demás aspectos de la Teosofía, servían de inspiración no solo al lado esotérico sino a todo tipo. La vinculación de la Teosofía con lo esotérico, les devolvió la fe a las personas en el esoterismo, a lo que habían venido percibiendo como una práctica fraudulenta.

Teosofía

La escuela teosófica, sirvió de inspiración para el establecimiento de la sociedad teosófica, la cual fue fundada en el año 1875, en la ciudad de New York. Entre sus fundadores se encontraba su creadora, Helena Blavatsky, quién junto a otras personas se unió para constituir dicha sociedad.

Esta sociedad se formó teniendo entre sus funciones y objetivos, la de promover los valores espirituales y recuperar viejas enseñanzas a través de las cuales se pondrán al descubierto misterios ocultos para difundirlos al público.

A finales del siglo XIX y principios del siglo XX, la sociedad teosófica esotérica tuvo mucha influencia, ya que despertó dentro de las personas comunes, interés por obtener conocimiento sobre las cosas, ofreciendo respuestas reales a sus múltiples interrogantes y cuestionamientos naturales sobre los aspectos del a vida cotidiana de los hombres.

Muchos libros que hablan sobre la Teosofía, particularmente los escritos por Blavatsky, fueron de gran importancia dentro del desarrollo del origen de la información esotérica en general, teniendo una marcada influencia en lo que respecta a las diferentes investigaciones, así como desarrollos místicos y esotéricos, especialmente su funcionamiento en el siglo veinte.

La corriente de la Teosofía se fue nutriendo cada vez con los aportes que le dieron importantes esotéricos de la época, en especial, aquellos que contaban con un gran reconocimiento dentro de la sociedad como es el caso específico de: Annie Besant, Henry Olcott, Rudolf Steiner, Charles Leadbeater, y muchos otros que no eran tan conocidos.

De igual manera, la teosofía tuvo gran influencia en otras disciplinas y corrientes, pues a partir de sus estipulados, se derivaron la publicación de muchos libros y fueron desarrolladas varias teorías. La teosofía y lo esotérico van tan de la mano, que muchos de los conocimientos esotéricos que se manejan en el mundo nacieron de los fundamentos de la Teosofía.

Fue precisamente la Teosofía quien marco las bases de partidas para el desarrollo de todos los movimientos esotéricos y místicos que habían estado en secreto, y que se encontraban vinculados a las distintas religiones, incluyendo a las más antiguas, develando todos sus misterios, desde la New Age hasta las enseñanzas más profundas.

Resumiendo podemos decir entonces que si la Teosofía es la sabiduría divina y lo Esotérico es lo oculto, aquello que está secreto, o también algo que esta interno dentro del Ser. Es el conocimiento integral de todo nuestro Ser. La sabiduría de cuerpo y espíritu, relacionada con todas las religiones.

Teosofía Gnóstica

En cuanto a la Teosofía Gnóstica, se debe aplicar de igual manera la conceptualización partiendo de la etimología de la palabra, ya que por un lado se tiene que la Teosofía es la sabiduría divina, celestial y universal, mientras que la raíz Gnosis, que es de origen griego, es literalmente “conocimiento”.

Es un tipo de conocimiento más espiritual y sagrado, se encuentra estrechamente relacionado hacia un plano más religioso. Pero para poder llegar a obtener este tipo de conocimiento espiritual, debe cumplirse con una serie de pasos en medio de una especie de ceremonial. Lo Gnóstica es la filosofía formulada sobre la base del conocimiento religioso.

Es entonces que cuando se habla sobre la Teosofía Gnóstica, se está hablando acerca de uno de los tantos conceptos que componen a esta doctrina, donde se relaciona a la búsqueda del conocimiento con la parte de la religión, partiendo del origen de su verdad, de la naturaleza de la cual se desprenden sus principios, un tipo de conocimiento puro, sin lugar a interpretaciones vagas.

Relación entre Teosofía y Masonía

Para poder establecer los lazos que unen o relacionan a la Teosofía con la masonería, se debe comenzar por definir a cada una de ellas y luego establecer el punto de encuentro en común, el punto de coincidencia entre ambas.

La masonería es una sociedad que se caracteriza por ser discreta más no secreta, constituida por una serie de principios similares a los de una institución religión, asociación e incluso, a los partidos políticos, enmarcados dentro de la perfección del hombre, una vez que cumpla con ciertos rituales. Uno de los principios que estipula la orden masónica es la solidaridad, y la ayuda mutua entre los miembros que la conforman.

Sin embargo, a pesar de que sus miembros pueden ayudarse entre sí, la masonería no funciona como una sociedad Cooperativa de socorros mutuos. Los fundamentos de la masonería han sido heredados por sus integrantes desde los tiempos de la edad media, días aquellos en los cuales quienes formaban parte de la masonería operativa, convirtieron ese basamento en una regla de oro.

En esos tiempos además, se construían obras cargadas de cierta importancia denominadas con el nombre de logias, que según el autor Ferrer Benimeli, la vida de los constructores estaba regida por una serie de reglas y estatutos, que tenían un fin común que era el de unir fuerzas.

Dentro de los principios de la masonería se establece también la creencia en Dios incluso como algo que se le exige a cada uno de sus miembros. Además de esto, se incluye también el que se debe sentir respeto y cumplir las leyes morales que forman parte del ser humano, sin que se tome en cuenta su variada condición constantemente renovada.

Se toma en consideración el tema de lo espiritual, donde el ser más importante es Dios, evocado bajo la figura del Ser Supremo, el Gran Arquitecto del Universo, cuyo principios se estudian dentro de la logia y al que se le confía el éxito de todos los trabajos y altruismo, lo que forma parte de la sagrada orden.

Es por ello que se puede decir entonces que la masonería, es una asociación donde los hombres convergen en su creencia en Dios, respetando las leyes morales a pesar en divergir con relación a sus distintas afinidades religiosas, partidos u otros aspectos inherentes a lo individual de cada persona.

La moral universal y la ley natural son parte de sus principios, donde se involucra a la razón y las ciencias, se reconoce la existencia de un ser supremo que es Dios, y las únicas diferencias que se aceptan entre los hombres son aquellas marcadas por los méritos.

Dentro de su doctrina no se rechaza a nadie por sus creencias u opiniones, y se respeta la libertad de culto o creencias políticas, por lo que los debates que se establezcan nunca estarán relacionados con estos temas para no entrar en controversia.

Estos miembros tienen gran afinidad con la mayoría de los teósofos, que aún no siendo políticos, defienden los ideales progresistas y liberales. Se debe respetar las creencias de cada uno de los integrantes de la logia sin importar cuales sean.

Dentro de la corriente de la Teosofía, existe una gran familiaridad con respeto a la francmasonería, de hecho, hay libros de actas, compilaciones bibliográficas y bibliotecas teosóficas, donde aparece reflejado el término de masonería vinculado a las investigaciones, ensayos filosóficos, espirituales, entre otros, que tienen que ver con la Teosofía.

Otros aspectos son los temas referenciados hacia la fraternidad universal, el ritual y el simbolismo, dentro de los cuales se establecen objetivos comunes. Dentro de sus principios, la masonería es más antigua que la Teosofía, ya que la primera comienza en el siglo XVIII y la segunda data del siglo XIX, cuando se crea la Sociedad Teosófica.

La vigencia de ambos movimientos tomados como entidad, es reciente, a pesar de lo antiguo de sus orígenes, donde se conjugan los mitos y las leyendas. En el siglo XIX se dieron ciertos movimientos de tipo espiritualista que le abrieron paso al uso del término de teosófica, para con ese nombre referirse a algunas doctrinas de carácter filosófico – religiosas, en variados contextos.

Tanto la francmasonería como la Sociedad Teosófica, han fundado ciertos juramentos, por lo cuales deben regirse todos aquellos que aspiren a ser miembros de alguna secta.

Cada uno de ellos se ve en la obligación de manejarse bajo una palabra de honor, llevando una vida de tipo teosófica, lo que quiere decir que el hombre debe eliminar todos los vicios y defectos que viene arrastrado desde su anterior existencia, una de las condiciones que establece la Teosofía con respecto a la reencarnación.

En dos grandes categorías se dividen todas las Sociedades Teosóficas, una de ellas es esotérica y la otra es exotérica. Esta última se puede estudiar en colegios, universidades y escuelas, así como también por medio de talleres, diálogos e indagaciones.

La forma de aprobación para estas ramas se categorizan dentro de aspirantes, los cuales son: aprobados, admitidos y directores. El uso de los símbolos, se aplica como vehículos encargados de llevar la luz interior del Ser.

En esta parte, el concepto de esoterismo va más allá de ser solamente el hecho de tener secretos ocultos, sino más bien, se transforma en una arte, a través del cual se pueden visualizar las cosas que se llevan de manera interna, es decir, que se pueden analizar con desde una visión más espiritual.

Es por ello que el término esoterismo, viene a ser complemento del exoterismo, aunque manifiesto de una manera netamente pedagógica. A pesar de que tanto la teosofía y como la masonería estén carentes de los grandes misterios antiguos, si tienen buena carga de simbolismo iniciático, una gran armonía y belleza plástica.

Existen verdades que son tan profundas que no se pueden explicar a través de las palabras, ni siquiera contextualizándolas. Dichas verdades están contentivas dentro de los rituales masónicos que se contemplan dentro de los principios espirituales. Tanto la Teosofía como la masonería sostienen una inmejorable semejanza, en cuanto a las expresiones y a la lingüística.

Ejemplo de esto, es la existencia de muchas de las frases de salutación y de despedida, contentivas dentro de cartas y demás documentos de carácter oficial, que suponen un verdadero eje de convergencia en cuanto a la simbología y solemnidad.

Libros

Son muchos los autores que han escrito en referencia a la Teosofía, dejando sus investigaciones asentadas dentro de textos de gran importancia. A continuación se presentan algunos de los libros sobre Teosofía de mayor relevancia, presentados por autores.

Kumar, Kambhampathi Parvathi, publico una obra titulada: La pluma del maestro; de René Guénon tenemos la publicación titulada: El Teosofísmo. Dichas obras están vinculadas a la historia de la Sociedad Teosófica, donde se plantean aspectos que aunque son poco conocidos, contienen gran importancia; siendo de gran utilidad a la hora de entender la dinámica de los movimientos espiritualistas actuales.

Otros libros son el de Johannes Greiner, denominado como Creo en el ser humano; Leadbeater C. W. llamado El otro lado de la muerte, enfocado en ofrecer un punto de vista más profundo donde se intenta vislumbrar los misterios que encierra la muerte, dejando de percibirla como aquello que nos arrebata a nuestros seres queridos.

También escribió otras obras entre las que se encuentran: El Pensamiento, su Poder y su empleo; Los Espíritus de la Naturaleza; Un libro de texto de Teosofía; y Las Enseñanzas del Buda. Rudolf Steiner, presenta dos propuestas, una titulada De Jesús a Cristo, y la otra Dirección espiritual del hombre y la humanidad.

Los escritores Leonardo Olazábal Amaral en colaboración con Enrique Fernández Orfila, publicaron el libro titulado: Conversaciones esotéricas con un teósofo Zen. En referencia a los textos publicados por parte de Helena Petrovna Blavatsky, quien fuese la creadora de este movimiento, que aunque no es nuevo, fue ella quien le otorgo vigencia a una doctrina y enseñanzas que parecían estar olvidadas.

Muchos son los libros publicados de la pluma de Blavatsky entre los que se pueden nombrar a continuación: La Doctrina Secreta Tomo I, II, III, IV, V y VI; Isis sin Velo versión completa; Isis sin Velo tomos I – II, tomos III – IV, y la versión de Notas.

También tiene las obras tituladas: Glosario Teosófico versión completo, Glosario Teosófico parte I y II; La Voz del Silencio; La Clave de la Teosofía; Al País de las Montañas Azules; Por las Grutas y Selvas del Indostán; Las Narraciones extraordinarias y Cuentos macabros. En cuanto a la autora Annie Besant, esta ha publicado los textos llamados: Hacia el templo; Hacia el templo / Conferencias 1era y 2da edición.

A través de estas publicaciones, Besant le ofreció a los tipos de públicos existentes en todo el mundo, la opción de poder explorar dentro de las enseñanzas que describen los principios básicos contenidos dentro de la Teosofía. Dentro de ella se expresa un contenido de ayuda para los maestros y toda la humanidad en general, siendo mayoría entre sus detractores.

Annie Besant publico muchos otros libros entre los que se pueden nombrar a continuación como: El Sendero del Discipulado y El Sendero de la Iniciación; Genealogía del Hombre; La Sabiduría Antigua; Teosofía; Formas de Vida después de la Muerte.

También forman parte de su colección: Los Tres Senderos de Perfección; Dharma; Karma; Reencarnación; La Sabiduría de los Upanishads; H.P.B. y los Maestros de Sabiduría; Las Leyes de la Vida Superior; La Doctrina del Corazón; Formas del Pensamiento; y El Gobierno Interno del Mundo. Otros autores son C. Jinarâjadâsa con su obra La Visión Divina.

William Q. Judge, quien se desarrollo como un Verdadero ocultista, haciendo de su vida un ejemplo para toda la humanidad, siendo guerrero que se debatía entre victorias y derrotas, pero manteniéndose fiel a sus principios, preservando el vinculo, una tarea que no fue fácil en la vida, pero que la debe llevar todo discípulo. Dentro de sus publicaciones tenemos: El ejemplo; y El Océano de la Teosofía.

Teosofía por país

A pesar de que este movimiento de la Teosofía se instaló en la ciudad de Nueva York, sus conocimientos, doctrinas y enseñanzas se disiparon por todo el mundo, siendo cada vez más la atención que se presta sobre el tema, en especial aquellos países arraigados a los temas con gran contenido religioso. La Teosofía puede establecer ciertos principios basándose en el estudio del pasado, done los educados y experimentados van construyendo los detalles.

Estos principios de los que se habla parten de la existencia de un gobierno, el cual debe tener al frente del mismo, personas de gran criterio e inteligencia, con alta moralidad, contentivos de gran habilidad y destrezas, con un gran manejo del poder y dentro del cual se imponga la razón del servir por encima del resto de las cosas.

La Teosofía propone los principios de libertad y con ella va intrínseco la felicidad. Solo teniendo las libertades es que se le puede ofrecer bienestar a las comunidades. Bajo disciplina, la vida en comunidad deberá ser tan feliz y útil como sea posible.

Otro de los principios que estable de manera general en todos los pueblos del mundo la Teosofía es la cooperación y la ayuda mutua, a cambio de las cuales deben sustituirse las competencias y los conflictos, por lo que debe haber mucho más medios para el regocijo del hombre, y que los mismos estén dispuestos a su alcance dentro de la Sociedad.

Países de todas las latitudes del planeta están hablando sobre la Teosofía, estando incluidos muestras de cada uno de los cinco continentes. A continuación se presentan algunos países que siguen, estudian y aplican las enseñanzas de la corriente de la Teosofía.

Perú

En Perú, el estudio de la Teosofía se hace a través Sociedad Teosófica del Perú, la cual se estableció el 1ero de Junio del año 1924, en la ciudad de Lima, capital de Perú. Esta sociedad tiene estipulada una misión fundamentada en prestar servicio a los seres humanos, con el reconocimiento del otro y apreciación de su vida.

Entre sus propósitos se encuentra el de dar a conocer a la sociedad, sus bases, misión, visión, objetivos y funciones, para que todos la conozcan. Dentro de sus objetivos se cuentan los siguientes; Servir como punto de encuentro entre personas que quieran ofrecer ayuda como para aquellos que la necesiten, prestándose como un centro de coordinación para tales fines.

De igual manera establecen como objetivos el indagar entre la comunidad, acerca de cuáles son sus necesidades y conseguir lo recursos necesarios para poder cubrirlas; basados en los principios teosóficos, explorar las áreas sociales y morales.

Prestarle colaboración a los grupos o miembros de la sociedad de una manera individual, con respecto a los trabajos a ejecutar es otro de las funciones que deben cumplir como sociedad; incentivar la premisa del vivir total tanto de manera teórica como puesto en la práctica; contribuir en la labor que significa el poder difundir los conocimientos sobre la Teosofía.

La orden Teosófica de Servicio en Perú, es una de las asociaciones comprometidas con el mejoramiento de las condiciones tanto materiales como espirituales entre las que convive la humanidad, formando parte de la organización internacional. Su misión es cumplir con dicho cometido, sin dejar de lado el necesario acercamiento compasivo y constructivo hacia los animales y hacia la naturaleza.

Argentina

En Argentina, también la corriente de la Teosofía es estudiada a través de la Sociedad Teosófica, una organización internacional, donde sus miembros están prestos a realizar actividades que tienen como propósitos el de dar a conocer las bases, fundamentos, principios y filosofía que encierra la Teosofía.

La sede original se fundó el 17 de noviembre del año 1875, por parte de Helena P. Blavatsky y Henry S. Olcott, estableciéndose dentro de la ciudad de Nueva York en los Estados Unidos, para luego ser trasladada en el año de 1882 hasta Adyar en la India.

Con el paso del tiempo, la sociedad se fue extendiendo a lo largo de diversos países por todo el mundo, originándose la necesidad de organizarse a través de núcleos o seccionales en cada uno de ellos. Hoy en día la sociedad internacional cuenta con 53 Secciones, siendo una de estas la de Argentina, la cual se fundó en el año de 1920.

Como todas las sociedades, la de Argentina cuenta con unos objetivos claros, entre los que están:

1.- Constituir un eje de la fraternidad universal de la humanidad, sin que de pie a la distinción de raza, sexo, color o credo.

2.- Promover el estudio de religiones, filosofías y ciencias de un modo comparativo.

3.- Indagar sobre las leyes que son inexplicadas a las cosas propias de la naturaleza, y también de los poderes que están presentes en el hombre.

La Sociedad Teosófica de Argentina, funciona como una Asociación Civil sin fines de lucro, la cual está organizada como personería jurídica, y bajo estatutos y reglamentos que son aceptados por las leyes de los distintos países donde tienen alguna seccional.

Las administraciones de las seccionales nacionales se manejan de forma autónomas, y en cuanto a la selección de sus autoridades como la escogencia de sus miembros, se hacen con un carácter democrático a través del voto. Cada año debe realizarse una asamblea general mediante la cual se presenta una especie de memoria y cuenta, la cual debe ser aprobada por los asistentes, que da fe de lo que fue la gestión realizada.

Cada miembro de la sociedad cancela una cuota, dinero con el cual se sostiene la institución, además de donaciones, siendo la mayoría presentadas por parte de los mismos miembros, aunque también se hacen ventas varias de libros u otros.

La estructura de las seccionales nacionales se organizan a través de ramas, las cuales están compuestas por grupos de miembros que coinciden dentro de un mismo lugar, con la finalidad de poner en práctica actividades diversas ya sea de estudios, meditación, cursos, entre otros. Cada una de las ramas es independiente una de la otra, mas sin embargo todas forman parte de la misma seccional Argentina.

Adicional a las actividades que cumple cada núcleo de las ramas, se realizan actividades paralelas dentro de escuelas de invierno y verano, participación activa dentro de congresos, jornadas especiales, las cuales están abiertas en muchos de los casos al público en general, así no sean parte de la sociedad.

También se organizan foros y conferencias para ser dictadas al público en general, y poder cumplir con el objetivo de difundir los conocimientos referidos a la Teosofía, para contribuir con el desenvolvimiento espiritual de las personas.

La sede de la seccional Argentina está situada en la ciudad de Buenos Aires, la capital del país, donde actualmente están organizadas tres ramas, las cuales funcionan en distintos días de la semana, y constantemente se mantienen realizando diversas actividades dirigidas para todo tipo de público.

Chile

La doctrina de la Teosofía en Chile se va promoviendo a través de la sociedad teosófica de Chile, ubicada en la ciudad de Valparaíso, en la Calle Grajales, República de Chile. Los encargados de ortorgarles el permiso fundacional fueron Annie Besant como presidente de la sociedad a nivel internacional, y José Melián, quien es Agente Presidencial en Sur América.

La Constitución de la Sección Chilena de la Sociedad Teosófica, tiene la celebración de sus asambleas con presencia de sus miembros en local de la Logia “Lob Nor”, calle Blanco Nº 1333. Al igual que el resto de las seccionales nacionales establecidas por todo el mundo, la de Chile tiene contemplado el cumplimiento de varios objetivos.

Estos objetivos de la Sociedad Teosófica Chile son: constituir un eje donde se puedan reunir los miembros en fraternidad, sin que en ello se vea ningún veto por discriminación de credo, raza, sexo, ni otra causa; incentivar al estudio de las ciencias y filosofías, así como a las religiones que tengan afinidad con la corriente.

Ademas de ello se deberá cumplir con el estudio permanente de las leyes, referentes a todo aquello que sea inexplicable para los hombres y que tengan que ver con su existencia y la naturaleza. El estudio de la Teosofía va de manera implícita en cada uno de estos objetivos, siendo el punto de encuentro y conexión entre los tres.

Teosfía

La sociedad teosófica Chilena al igual que sus pares en todo el mundo tiene como función, ofrecer a sus miembros las enseñanzas referidas a la doctrina de la Teosofía en todas sus manifestaciones, ya sean antiguas o modernas. De acuerdo a la comprensión de cada uno de los miembros, los mismos tendrán la oportunidad de rechazar o aceptar los enunciados según sea su criterio crítico y analítico.

Dentro de este proceso de cuestionamiento se pone de manifiesto la libertad de pensamiento y expresión, siendo esta una de las razones más importantes a desarrollar en cada una de las Sociedades teosóficas nacionales e internacionales.

Los miembros de la sociedad teosófica de Chile son en su mayoría estudiantes pertenecientes a distintas religiones, a los cuales lo une el objetivo común establecido dentro de los objetivos fundamentales independientemente de sus creencias religiosas. Solo prevalece la formación del hombre que debe tener buena disposición y voluntad, con disposición a conocer las verdades del mundo a través de un minucioso estudio.

Los miembros de la sociedad tienen en común su deseo y pasión por la investigación, la exploración de lo desconocido, y su deseo de aspirar a conocer cuál es la verdad real. Uno de los principios que establecen las sociedades teosóficas es que la verdad debe conseguirse solo con estudios, los cuales deben hacerse de una manera analítica, reflexiva, con basamentos e ideales puros, sin intervención de otra índole.

Teosofía

Para cada uno de los miembros, la verdad es obtenida luego de desarrollar un esfuerzo por obtenerla, y no el resultado de preposiciones dogmáticas además impuestas por autoridades, sean cuales sean, la única que tiene merito es la de Dios. La verdad debe ser obtenida a través del conocimiento y no solo con simples afirmaciones, debe surgir el interior, sin pasados ni presentes.

Consideran que debe existir un grado de esfuerzo donde sea vencida la ignorancia, y que lograr conocer la verdad no sea el privilegio del que gocen unos pocos. Los estudiosos de la Teosofía ven en cada una de sus religiones, el manifiesto intrínseco de la Sabiduría Divina, por lo que se establecen como meta seguir su estudio y profundización, orientado hacia su práctica, a ejercer con ese conocimiento un tipo de proselitismo.

La sociedad teosófica de Chile se maneja bajo un principio que exteriorizan a través de una consigna: “es la Paz su aspiración, la Verdad”. La Sociedad Teosófica no toma ninguna doctrina u opinión, enseñada o sostenida por alguno de sus miembros, que se dicte de una forma obligatoria y muchos menos aceptada, pues no se les pide que renuncian a sus dogmas particulares, enseñanzas y creencias ya establecidas dentro de sus respectiva fe.

Este es un principio universal de la sociedad, ya que esta esparcida por todo el mundo y la seccional de Chile se acoge a dicho principio. La única condición que se interpone para poder pertenecer a esta asociación es la de aceptar sus tres objetos fundamentales, para poder entonces ser uno de los miembros.

Teosofía

Un aspecto que se debe resaltar, es el hecho de que ningún instructor de esta doctrina u escritor, goza de alguna autoridad para imponer sus criterios, opiniones o enseñanzas al resto de los miembros, ni siquiera la Sra H.P. Blavatsky, quien es la creadora de la doctrina.

Los miembros de la sociedad son libres de seguir cualquier escuela del pensamiento, mas no podrán influir en otros para la escogencia de las mismas. Queda por sentado dentro de las bases de su constitución, que las opiniones o creencias de los miembros no conferirán algún privilegio, ni tampoco se impondrán por ello algún castigo.

Todo miembro perteneciente a la Sociedad Teosófica, deberá sustentar, defender y manejarse, acorde a las bases de los principios fundamentales que constituyen a dicha Sociedad. De igual manera, podrán ejercer su derecho a la libertad de pensamiento y de expresión, siempre y cuando tomen en considerando los límites de cortesía y la consideración que deben tener hacia los demás.

Colombia

En Colombia, la Teosofía se estudia a través de la congregación que se desarrolla dentro de la sociedad Teosófica de Colombia, ubicada en su capital Bogotá. Esta es una de las 55 seccionales internacionales creadas en todo el mundo.

La Sociedad Teosófica colombiana la conforman miembros de todas las edades, donde no se tienen distingos de raza, sexo, tendencias religiosas ni políticas. Como el resto de las sociedades, a sus miembros lo une un solo fin que es la búsqueda de la verdad pero a través de la investigación, obtención del conocimiento y la sabiduría divina a través del esfuerzo.

Tienen en común también la aceptación de los objetivos de la Sociedad, cuyos basamentos se sostienen sobre las teorías de que la Verdad debe ser lograda mediante el estudio, el cuestionamiento critico y la reflexión del porqué de las cosas.

El apoyo mutuo con respecto a los demás miembros, el respeto a sus opiniones, la intención de promover el estudio de la Teosofía, entre otros, son una de las cuantas misiones que se ha establecido esta institución donde se mantiene también la vigencia del lema: la Paz como aspiración a la Verdad.

Resumen de la Teosofía

La Teosofía, es un método mediante el cual se puede llegar a la verdad utilizando el estudio como vehículo que lleve al conocimiento. Son las verdades presentadas de una manera solida, formando la base en la que se asientan todas las religiones alrededor del mundo, no teniendo preferencial por alguna en particular.

La Teosofía viene a cumplir como misión la restauración del mundo hacia la Ciencia del Espíritu, educando al hombre, mostrándole como puede llegar a conocer al Espíritu como a sí mismo, al igual que los pasajes de su mente, adicionando los espacios de su cuerpo.

Es una doctrina que le otorga con sus teorías luz a las escrituras originarias, tanto las conocidas como las ocultas, revelando en el último de los casos su significado, dándoles una explicación mucho más certera que los datos presentados por la intuición.

A través de la Teosofía, se puede ver con otros ojos a la muerte, conceptualizándola como un tipo de vida que no tiene fin, una vida que sin duda alguna para los creyentes será más plena y espiritual. En los hombres, la parte espiritual se manifiesta en tres elementos: la voluntad, el intelecto y la intuición.

Mas sin embargo, por encima de estos tres elementos se debe incluir en un primer plano el poder de la palabra, lo que conlleva a esa sabiduría divina a la que el ser humano aspira desde los inicios de los tiempos. Esta palabra que encierra a su vez conocimiento, el cual está vinculado a la naturaleza espiritual del ser humano, de donde son propias aspectos como su intelecto, la exploración de sus emociones y sentimientos, entre otros.

Los objetivos de la teosofía concuerdan en que el único modo de llegar a la verdad es a través del estudio, por lo que las acciones a seguir están enmarcadas en todo aquello que se relacione a tal fin, como el incentivar, promover y fomentar la investigación del conocimiento para poder lograr obtener la tan anhelada sabiduría divina.

Pero para esto también el ser humano debe mantener un comportamiento acorde con las leyes espirituales, siendo esto la fusión entre cuerpo, alma, y espíritu. De igual manera, la Teosofía se relaciona con el aspecto religioso en su búsqueda de la sabiduría divina, a la cual se le atribuye solo a Dios, y para poder llegar a ser como él debemos convertirnos en seres de luz.

Esa es una de las cualidades en que la mayoría de las religiones tienen punto de coincidencia. La revelación al Espíritu es la respuesta que da Dios, por lo que conocerlo es la esencia de toda religión y solo se puede hacer a través del estudio.

Al hombre que comprende estos principios se les puede denominar como un Teósofo, pero también se le conoce con títulos parecidos como místico u/o Gnóstico. Sin embargo, solo aquellos que lo conocen en realidad pueden ser llamados así. Para la Teosofía a parte del principio que señala que Dios es paz y amor, también rige donde se indica que solo en él está la verdad.

La doctrina promulgada por la Teosofía implica la Existencia de un solo Dios, pero que se manifiesta en el universo bajo tres divinas personas, las cuales son llamadas con nombres distintos según sean las religiones. También prevé tres tipos de mundos, el físico, uno intermedio y el espiritual.

La Teosofía se toma también como una Ciencia amplia, la cual investiga y puede probar sus teorías al mundo. En todas partes del mundo, la Teosofía se presenta como fiel defensora y cooperadora de las religiones, en especial de aquellas que prestan servicio mostrándoles a los hombres que su fe es suficiente, pero a la vez, incentivándolos a profundizar dentro de sus creencias para no dejarse influenciar por los criterios de otros.

Por esta razón, actúa como una especie de mediadora entre credos que permanecen en conflicto, llevándoles buena voluntad, promoviendo la tolerancia donde quiera que vaya, teniendo como premisa que todas las religiones provienen de una sola fuente, una suprema e omnipotente, llamada Dios. “La verdad es su consiga y la paz su meta”.

(Visited 305 times, 1 visits today)
Categorías Doctrinas

Deja un comentario