Angustia: ¿Qué es?, Sintomas, Tipos y mucho más

Angustia, es considerado el estado de inestabilidad e intranquilidad emocional, causada por alguna situación desagradable e inquietante, puede llevar a tomar decisiones trágicas, en este artículo podrás conocer más sobre este interesante tema.

angustia

¿Qué es la Angustia?

Es una palabra que proviene del latín angustia que significa “Angostura”, “dificultad”, consiste en un estado mental que influye en los pensamientos causando malestar psicológico, generalmente acompañado por síntomas físicos como temblores, sudoración, taquicardia o falta de aire.

La angustia se presenta como una reacción del cuerpo y la mente ante el peligro que representa lo desconocido, no tiene causa precisa, está muy relacionado con el miedo y la ansiedad, sin embargo la angustia se puede presentar en diferentes niveles, según sean las causas de la preocupación.

Generalmente los problemas se presentan por situaciones de estrés laboral, complicaciones familiares o profesionales, de manera que, en solo pensar a qué se debe enfrentar la situación, en algunas personas le genera estado de ansiedad que promueven la angustia. Realmente es un estado mental que puede ser controlado fácilmente.

angustia

Muchos especialistas conocen diversas formas de minimizar los niveles que desembocan en el trastorno, a través de ciertas terapias o de sencillas conversaciones, de manera que el paciente pueda entender su propósito espiritual y aceptar su fortaleza interna como herramienta única para controlar la angustia.

Entre las acciones que una persona puede llevar a cabo (Al no poder acudir a un especialista) para disminuir los niveles de angustia tenemos:

  • Ejercitarse periódicamente con el objeto de activar el desarrollo de ciertos procesos químicos que ayudan a calmar las preocupaciones.
  • Establecer prioridades y delegar funciones.
  • Pensar en todo lo bueno que lo rodea y valorarlo.
  • dedicar tiempo libre para disfrutar de actividades recreativas y algunos hobbies.

Existe una axioma que ayuda enormemente a conocer la forma de controlar la angustia dice así: “El triunfo le permitió al equipo dejar atrás la angustia y esperar la segunda ronda con mayor optimismo”, “La angustia terminará cuando consigamos una ayuda para afrontar las deudas”.

angustia

Uno de los más importantes estudiosos de la angustia fue el filósofo francés Sigmund Freud, quien diferenció angustia en dos tipos, la realista y la neurótica, la primera está relacionada cuando existe un peligro exterior y activa la atención sensorial y la actividad motriz de la mente.

La neurótica, no es causada por elementos externos, solo es proporcionada por la mente, y es más exagerada en función de la gravedad del peligro, es decir se aumentan los pensamientos de angustia cuando verdaderamente el problema no es tan grave.

A nivel religioso y espiritual, la iglesia conmemora cada 15 de septiembre el onomástico de Nuestra Señora de las Angustias, donde todas las mujeres llamadas “Dolores” se sienten representadas, similitud o casualidad que el clero haya elegido ese día como el día de las angustias. (Ver articulo Sufrimiento)

Síntomas

En Psiquiatría y Psicología también es llamado “Trastorno de pánico”, y establecido como diagnóstico en la Clasificación Internacional de enfermedades CIE, entre la patologías de tipo mental, de manera que se deben establecer protocolos de tratamiento los cuales únicamente deben ser administrados por especialistas.

angustia

La persona que mantiene una preocupación bien sea por su salud o por situaciones externas familiares, laborales o de cualquier tipo, está generando un diagnóstico de enfermedad que debe ser tratado. La angustia, representa una aparición de miedo intenso, que se refleja en un malestar que inmediatamente se expresa en los siguientes síntomas:

  • Palpitaciones, donde la persona siente palpitaciones en el corazón y aceleración de la frecuencia cardíaca, también se pueden presentar arritmias.
  • Sudoración, a través de todo el cuerpo, pero intensificando en la frente y la cara
  • Temblor y sacudidas esporádicas, que se presentan en periodos de tiempo
  • Dificultad para respirar, que pareciera estar asfixiado.
  • Sensación de ahogo.
  • Dolores y molestias a nivel del tórax.
  • Ganas de vomitar y malestar abdominal.
  • Mareos inestabilidad, y hasta desmayo, sensación de aturdimiento.
  • Escalofríos, sensación de calor.
  • Parestesias (Entumecimiento de la cara y articulaciones) y hormigueo por todo el cuerpo.
  • Desrealización (sensación de irrealidad), 
  • Sentir que el cuerpo se separa de uno mismo (despersonalización).
  • Temor a perder el control y volverse loco.
  • Miedo a la muerte.

En algunos casos se han observado síntomas relacionados con sentir gritos y llantos en la mente, aunque no considerados como diagnósticos de la angustia, sino relacionados con otras patologías psiquiátricas.

Cuando el paciente se encuentra en estado crítico, suelen presentarse síntomas clínicos que repercuten directamente en la salud, estos pueden ser los siguientes:

  • Pérdida de control
  • Ataques al corazón, (Infartos)
  • Intentos de suicidio.
  • Agresión personal
  • Temor a morir trágicamente, lo que ocasiona descontrol en el comportamiento.

Aunque la crisis de angustia puede durar apenas unos minutos, en otros casos duran largos periodos de tiempo, de manera que la duración del problema es variable, existen casos que la angustia se presenta de menor a mayor, es decir a medida que pasa el tiempo los niveles de trastorno van en aumento.

El peligro sobre la presencia de los síntomas de angustia en ascenso, es cuando la persona se encuentra fuera de su casa y la persona tiende a buscar algún tipo de refugio, pudiendo incluso esconderse por unos días sin que sus familiares puedan saber de él.

angustia

Los ataques de angustia son impredecibles, los ataques pueden llegar en cualquier momento, generalmente se recomienda a los familiares no dejar solo a los pacientes, sin embargo en raras ocasiones la presencia de un familiar al lado del paciente genera algún tipo de violencia, lo cual representa una acción inversa o reaccionaria ante la persona.

Tipos

Según el filósofo francés Sigmund Freud, existen únicamente dos tipos de angustias, analizadas por muchos años, llegó a la conclusión que la angustia se manifiesta de manera “realista” y “neurótica”, algunos la comparan con la ansiedad, pero ambas tienen ciertas diferencias desde el punto de vista Psicológico.

Sin embargo se han desarrollado otras características en los síntomas, y se ha podido determinar que existen diversos tipos de angustias relacionadas o no con otras sintomatologías, parecidas y con mucha pertinencia psicológica entre ellas veamos.

Angustia Realista

Se considera una reacción mental hacia un peligro eminentemente externo, el cual también es conocido por la persona, es proporcional al peligro de la situación, la denominación de angustia realista se enfoca directamente hacia una reacción emocional frente a un suceso también real.

angustia

De manera que la persona sufre una reacción emocional ante un peligro inminente, tangible, observable y palpable, la angustia se genera cuando esa misma persona rechaza cualquier fuerza o energía interna para eliminarla, creando entonces algún tipo de reacción, que puede ser Huyendo, paralizando o defendiéndose, pero nunca atacando o estando a la ofensiva.

Las reacciones hacia la angustia son generalmente de neutralización, de paralización, donde la persona no realiza nada, debido al temor generado por la situación, en algunos casos solo espera que llegue el momento para ver si lo puede enfrentar.

En resumen, este tipo de angustia se manifiesta cuando existen situaciones reales que perturban las emociones de la persona, creando estados de miedo y temor, limitando la posibilidad de reacción frontal hacia esa misma situación. De manera que es de tipo biológico, o sea, únicamente aplica a cualquier ser viviente.

angustia

Neurótica

Freud determinó que cuando un ser viviente, pero específicamente una persona cuando esta forma un peligro inminente, dentro de su mente, su origen es desconocido y la persona presenta síntomas similares a los de los pacientes que presentan angustia realista.

Generalmente los casos expresan que sienten angustia sin saber el porque, debido a que no encuentran una razón lógica de su origen, sin embargo las reacciones también son las mismas que en la angustia realista, huir, paralización y defensa.

Este tipo de situación es creada únicamente por la persona, existe sólo en su mente, no tienen alguna situación externa, y las reacciones se basan en buscar la soledad y esconderse en algún lugar seguro, para evitar ese algo que verdaderamente no existe.

La persona siente mucho temor de ser dañada por una situación irreal, creando situaciones psicológicas no tangibles, únicamente palpadas por ella misma, en este caso la huida se convierte en una especie de refugio emocional donde la persona desea estar sola.

angustia

Automática

Se genera cuando existe la presencia de la angustia neurótica, provocando una parálisis o bloqueo, donde la mente no hace nada, ante el ataque masivo de excitaciones y pensamientos de temor, sin embargo el término también se puede aplicar a angustia realista, debido a su forma en cómo reacciona.

Esta sensación automática, crea situaciones que directamente y de manera estable se manifiestan en el individuo cada vez que se encuentra con una situación real o neurótica, siendo incapaz de reaccionar y por ende de controlar la situación.

Existencial

Según algunos autores este tipo de angustia se genera cuando el individuo mantiene niveles altos de depresión, no le consiguen sentido a su vida, y tienen un autoestima bajo, de manera que cuando una persona no se siente muy bien consigo misma, entra en el padecimiento de una angustia emocional hacia sí mismo.

El conflicto que genera, estar desilusionado por no haber logrado las metas en la vida, permite a cualquier ser humano que no posea herramientas de control emocional, presentar angustia de tipo emocional, donde su principal preocupación es el éxito.

angustia

Filosófica

Es un área de estudio donde se analiza profundamente el motivo de la existencia de la angustia existencial humana, allí se interesan del motivo por el cual algunos individuos sienten desilusión hacia la vida, desde el punto de vista psicológico, se intenta indagar sobre los valores morales y espirituales.

Planteando situaciones como la verdad es solo subjetiva, la razón de las verdades individuales no pueden ser administradas ni juzgadas por elementos externos, es decir solamente el individuo puede controlar las situaciones de temor y miedo que le generen la angustia

La filosofía sobre las angustia enfrenta situaciones muy diversas, la mete enfoca cada situación como mejor le parece, descubrir las causas que desmotivan a una persona a no verle sentido a la vida, permite descubrir ideas y situaciones escondidas que promueven esas situaciones.

angustia

En algunos casos se consiguen motivaciones negativas, como el desamor, la negación de dios, y la pérdida del estímulo hacia una vida social. Cada elemento al ser analizado presenta situaciones de desmotivación y sentido de pertenencia, donde también intervienen factores como la depresión y la baja autoestima.

Emocional

Es uno de los tipos de angustia donde el individuo se siente totalmente envuelto en una cortina de preocupaciones; aprisiona al ser, llenándolo de miedo, inquietud y mucha ansiedad, hasta lograr niveles de tristeza considerables.

Las emociones adversas conllevan a presentar malestares psicológicos y físicos, limitando el bienestar y la calidad de vida. Algunos autores consideran que las angustias emocionales se manifiestan de manera más importantes en las sociedades actuales, donde cada individuo se siente frustrado al no poder lograr metas tangibles.

Esta sociedad establece patrones de conducta y prestigio, en función de los logros materiales, (tener un buen carro, apartamento, negocios próspero), metas que en la mayoría de los casos ciertas personas no pueden lograr, llenándose entonces de frustración y generando una angustia al no poder conseguir cada elementos material.

angustia

El desconocimiento de las emociones, es fundamental para poder controlar las angustias, las prioridades de los valores personales, y cual es el verdadero sentido de la vida son elementos que pueden ayudar a  controlar las angustias emocionales, cada persona debe conocer sus límites y hasta dónde puede llegar en sus metas.

Conoce las desventajas y ventajas de cada persona puede ayudar a conocer con amplitud la capacidad de acción de cada uno, de manera que puedan servir para observar hasta donde una persona es capaz de lograr ciertas metas.

La sociedad obliga a los seres humanos a proporcionar bienestar a una familia, quien no pueda lograr esa meta, emocionalmente genera una angustia, en su persona y preocupación en quienes los rodea.

Respiratoria

Este tipo de angustia sucede cuando ciertos individuos se encuentran en situaciones complicadas con la actividad normal de sus pulmones, el sencillo hecho de no respirar con fluidez, permite crear en la persona una situación angustiosa, que le atrae a la mente pensamiento de poder morir por asfixia.

angustia

Considerada una de las muertes más desesperantes, las ideas que vienen a la mente con respecto a no poder respirar y fallecer por asfixia, son la causa de las angustias más terribles que una persona puede padecer, limitar la respiración es motivo directo de preocupación.

En pacientes con problemas de tipo pulmonar, con enfisema, asma y hasta neumonías, se pueden observar casos de angustia constante, los especialistas deben tratar no solo con la enfermedad física, sino con la angustia del paciente, para controlar el temor de morir durante el proceso.

Para algunos individuos no resulta fácil manejar esta situación, algunos consideran que en el caso de los pacientes asmáticos, logran controlar su angustia que les genera la poca entrada de aire al organismo, llevando a cabo ciertos procedimientos para lograr el equilibrio en la respiración.

La angustia respiratoria se puede observar también en ciertos deportistas cuando desarrollan actividades que superan su capacidad física, la falta de aire promueve la generación de temor, cuando se siente la ausencia de oxígeno, es importante controlar la forma de respiración y no perder la paciencia, si no es algún paciente con problemas pulmonares. (Vea también Felicidad)

angustia

Tristeza y angustia

Las emociones negativas, en ocasiones no pueden ser identificadas por las personas que la sufren, entre la tristeza y la angustia existen ciertas diferencias, sin embargo se dan casos donde ambas tienen elementos en común, ya conocemos el concepto de angustia, cuales son sus síntomas y los tipos, veamos algo de la tristeza.

Tristeza

Consiste en una afectación que embarga a un individuo cuando ocurre alguna pérdida, bien sea material o física, la frustración al no poder lograr una meta, la pérdida de puesto laboral, la enemistad de una persona querida, etc. consiste en una herida y una lesión emocional que la persona sufre en cualquier momento de su vida.

Cuando el evento sucede, es imposible escapar de esa situación, sin embargo a diferencia de la angustia el cual es un estado mental, la tristeza es un poco más manejable y tratable, entendiendo esto como la tristeza formando parte de un proceso natural que todo ser humano debe aprender a vivir con el.

Forma parte de las enseñanzas del hombre que muchos comprenden y otros no la identifican, las situaciones y dificultades que se presentan de forma negativa y nos afecta los sentimientos, producen la tristeza, llevándonos a la depresión y buscar algún tipo de aislamiento o situación  que nos permita salir de ella.

Diferencia 

La angustia es una situación real e irreal, que se establece en la mente y por carecer de herramientas de valor se mantienen en ella, creando preocupación y miedo. La tristeza por su parte, representa una situación real verdadera, que tocan directamente los sentimientos, y acepten momentáneamente nuestra mente.

En el caso de la angustia, debe ser tratada con mayor precaución, ya que son situaciones en las cuales nuestra mente mantiene por mucho tiempo, y las guarda en el subconsciente, de manera que posteriormente pueden salir a la luz, la tristeza tienen muchas variantes que suelen pasar de manera muy rápida, y quedan en la mente como un recuerdo.

angustia

Algunas personas al recordar momentos de tristeza, recaen de nuevo en la depresión, pero según sea su grado de fortaleza, logran superar el momento, la angustia genera pánico, y elimina las herramientas en el individuo, donde poder enfrentar la situación a la cual le teme.

Diferencia entre Angustia y Ansiedad

Estos conceptos se han vuelto muy genéricos y las personas tienden a relacionarlas como similares, para algunos especialistas uno depende del otro, y tienen algo en común, se refieren a situaciones desagradables y estados de preocupación.

La reacción que tengamos hacia ciertas situaciones de la vida, determina nuestro comportamiento en el futuro, enfrentar cada situación permite eliminar la angustia y desencadenar los conflictos de ansiedad, de allí la importancia de diferencia cada uno.

A continuación pretendemos aclarar esta duda, estableciendo las diferencias entre ambas situaciones metales, que perjudican anualmente a una gran cantidad de seres humanos:

Según la CIE, de la OMS (Organización Mundial de la Salud), la angustia es un ataque de pánico, un episodio de miedo intenso que dura muy poco, mientras que la ansiedad representa a estados de preocupación que perduran más en el tiempo.angustia

  • La ansiedad se presenta en diversas situaciones de forma generalizada, se manifiesta en diferentes áreas y por motivos o causas diferentes, apareciendo las llamadas fobias, la angustia es un estado mental que lo proporciona un problema específico o una situación irreal determinada, en la mente.
  • La ansiedad puede presentarse solo como una anomalía por la presencia de ciertos desordenes hormonales, y la angustia puede llegar a ser una patología.
  • La ansiedad es muy corta y se puede controlar de manera rápida, mientras que la angustia tiende a desaparecer y aparecer repentinamente.
  • La angustia representa una preocupación que genera temor, la ansiedad genera preocupación al no obtener algún tipo de necesidad o situación.
  • La ansiedad presenta la activación de reacciones motoras inmediatas, que impulsan a la persona a buscar soluciones inmediatas, la ansiedad por su parte paraliza al individuo, limitando sus acciones para solucionar el problema.
  • Los síntomas en personas que sufren angustia son reflejados de manera física con ciertos trastornos, mientras que la ansiedad predominan los problemas psicológicos, como la preocupación por el futuro y la sensación de adhesión.
  • La ansiedad tienen la capacidad de agudizar los sentidos con el objeto de obtener lo que necesita para calmarse, mientras que en la angustia la persona percibe con menos cantidad las situaciones, haciendo que sus sentidos disminuyen.

El término “angst” fue acuñado por Freud que luego cuando se tradujo al inglés se convirtió en  “anxiety”; cuando se adaptó al español adquirió el significado de angustia y ansiedad, de allí que muchos confunden ambos términos, con el paso del tiempos los psicólogos han podido establecer las diferencias.

angustia

Tratamiento

La crisis de angustia que se genera en un individuo, depende primordialmente de la voluntad y determinación que este pueda ofrecer a si mismo, aunque existen diversos tratamientos terapéuticos que ayudan a solventar el problema, cada persona debe utilizar ciertas herramientas para poder derrotar el problema.

Siempre es recomendable acudir a los especialistas, quienes cuentan con una gran cantidad de elementos terapéutico que ayuda enormemente a la salida de la crisis, entre las recomendaciones para el tratamiento se encuentran:

  • Reconocer primero cual es el nivel de angustia.
  • Detectar los pensamientos que la provocan.
  • Analizar si son verdaderos y cuestionarlos con  honestidad, de manera que podamos establecer qué tan real son.
  • Dejar de pensar en eso pensamientos.
  • Buscar algún tipo de distracción, hacer las cosas que nos gusta y pensar en otras cosas.
  • Respirar y si es posible practicar yoga y meditación.
  • Hacer ejercicio.
  • Buscar la manera de reírse y divertirse
  • Reconocer la ansiedad.

Sin embargo es importante tomar en cuenta que la idea de enfrentar la angustia es con motivos de eliminarla de nuestra mente o enfrentar el problema real, el individuo debe proporcionar seguridad para poder lograr el objetivo.

Las angustian reflejan que la persona es débil de fortaleza, no tiene control sobre sí mismo ni sobre la situación, de ser así, reconocer la angustia determina en el paciente, que puede crear más angustia. Reconocer que estamos angustiados puede, momentáneamente, angustiarnos más.

Admitirla y aceptarla implica disminuirla no aumentarla, para sobrellevar y superar estas variables se recomienda:

  • Identificar la molestia inmediatamente y combatirla
  • Observa nuestra conducta en ese preciso momento.
  • Saber si de verdad influye en nosotros el problema que se presenta.
  • intenta escribir cualquier cosa que te anime y puedas leerla varias veces.
  • Analizar cada pensamiento y su veracidad.

Si el problema continua se debe tomar en cuenta otras alternativas que permitan sobreponerse a la situación y resolver definitivamente la angustia, estas pueden ser:

  • Realizar ejercicio, con el objeto de mejorar el estado general de la salud.
  • Practicar técnicas de relajación, utilizando cualquier método que se encuentre al alcance.
  • Conocer la forma de respiración más idónea, indagar cómo son las técnicas de respiración e implementarlas varias veces a la semana, oxigenar el cuerpo ayuda a mejorar el ánimo y los pensamientos.
  • Buscar terapia con especialistas de renombre y profesionales que se dediquen a curar los síntomas de angustia.
  • En último caso solicitar medicación, por arte de un psiquiatra, el cual utilizará las dosis de ansiolíticos y antidepresivos necesarios para buscar el descanso de la mente.

Neurosis de Angustia

Es un diagnóstico utilizado en Psicología para determinar un tipo de neurosis que genera agitación  emocional moderada, hasta estado de preocupación por angustia crónica. Se caracteriza por establecer en las personas una gran tensión, que pueden incluso provocar problemas de tipo neurológico y cardiovascular.

Entre los primeros síntomas que presenta un paciente se encuentran, hiperventilación, terror, sofocación, parestesias y mareos, lo que puede llevar a ocasionar la muerte, los casos más importantes se presentan cuando el individuo presenta una crisis de angustia aislada del miedo.

Comienza de repente y se va incrementando de manera paulatina y veloz, de manera que en 15 minutos el paciente se encuentra en estado crónico. Con alguno de los síntomas descritos, en estos pacientes se puede observar un comportamiento donde está presente el peligro y sensación de muerte, por lo que se sugiere llevarlo inmediatamente a un especialista.

Estos casos de neurosis de angustia, deben ser tratados únicamente por Psiquiatras o psicólogos, no se debe intentar dar algún medicamento o calmante, ya que de no saber el estado del paciente puede revertir su situación y agravar la situación.

La crisis puede durar varias horas, y los pacientes generalmente no colaboran en la búsqueda de la situación, motivadas al terror que sienten que de hecho no tienen ninguna razón, no se tornan violentos y lo mejor es intentar una conversación moderada hasta poderlo trasladar.

Recomendaciones

Intentar en lo posible no dar café ni té, tampoco ofrecerle cigarrillos, estos aumentan la ansiedad y los nervios, aunque pareciera que los calma, producen efectos negativos en este tipo de pacientes. Los fumadores son más propensos incluso a sufrir estos tipos de crisis, y las personas con problemas pulmonares son más delicadas.

Lo mejor es darle de tomar agua natural y esperar las reacciones naturales del paciente, no obligarlo a moverse hasta que se observe un poco de tranquilidad, es recomendable hacerlo reír decir algún chiste, con el objeto de sacarlo de su estado de preocupación mental, es importante no administrar ningún medicamento.

Tratamiento

Inmediatamente llevarlo donde un especialista, el cual podrá aplicar el tratamiento respectivo, tomar en cuenta las recomendaciones del especialista e intentar que el propio paciente no se administre los mismo. Este tipo de patologías, generalmente se tratan con medicamentos, los cuales no curan y resuelven el problema, solo intentan calmar los estados de preocupación.

Evitar que el propio paciente tome decisiones al momento de terminar la consulta, como manejar hacia su residencia, cocinar al llegar a la casa, salir a comprar algún tipo de cosas, lo más recomendable es llevarlo a su casa y realizar las sugerencias médicas. (Ver articulo Psicología)

¿Como superarla?

Ya hemos visto algunas herramientas que sirven para poder solventar el problema cuando se presenta de manera repentina o se convierte en un verdadero problema; a continuación reforzaremos con algunos elementos que sirven de apoyo para poder superar este problema psicológico, veamos:

  • Considerar nuestras propias habilidades y destrezas, que nos permitan desarrollar herramientas para poder eliminar las preocupaciones, las potencialidades individuales deben ser estimuladas, encerrarse tanto en sí mismo destruye muchas veces esas energías.
  • Dejar de ser tan exigentes con nosotros mismos, eliminar esa posibilidad de que todo se puede hacer, permite llenar nuestra mente de frustraciones y por ende aparecer la angustia, al no poder lograr la realización de esas cosas.

  • Tomar decisiones firmes, donde no importe el grado de consecuencia, pensar que pasado ese momento se tendrán otras oportunidades, no se puede plantear la ambigüedad, si se va a renunciar a un trabajo se hace y listo, no se debe intentar renunciar para luego volver a solicitarlo.
  • Rescatar aspectos positivos de nuestra vida, la vida está llena altos y bajos, se debe entender que algún día moriremos y que perderemos seres queridos, no se debe aferrar a la opción de la eternidad de la vida.
  • No adoptar posiciones alarmistas, controlar las exageraciones, procurar analizar el tamaño del problema (Si es que existe), e intentar enfrentarlo con ayuda y recomendaciones de familiares y amigos, el peor problema es el no se resuelva.

Frases

Diversos pensadores filósofos escritores y religiosos, han escrito pequeñas frases que ayudan a comprender y resolver algunas situaciones que la angustia realiza en nuestras vidas:

“La angustia religiosa es, por una parte, la expresión de la angustia real y, por la otra, la protesta contra la angustia real”.  Roger Garaudy

“Regresaba. ¿Era yo el que regresaba? En la angustia vaga de sentirme solo entre las cosas últimas y secretas”.Juan Ortíz.

“Con un dolor de corazón en que se mezclan la angustia y la dulzura”, Fiódor Mijáilovich Dostoyevski

“La angustia es el vértigo de la liberta”, Soren Kierkegaard.

“El verdadero hombre sonríe ante los problemas, recoge la fuerza de la angustia y crece con la reflexión”, Thomas Paine

“¿Llegamos a disipar o a disminuir nuestra angustia? Lo cierto es que no podríamos suprimir puesto que nosotros mismos somos angustia” ,Jean Paul Sartre.

“Se repartió mi alma para formar tu alma. Y fueron nueve lunas y fue toda una angustia de días sin reposo y noches desveladas”, Concha Méndez

“Soledad humana: nuestro orgullo tiene la misma fuente que nuestra angustia”, Jean Rostand.

“Uno tiene la angustia, la desesperación de no saber qué hacer con la vida, de no tener un plan, de encontrarse perdido”, Pío Baroja

“La angustia es la disposición fundamental que nos coloca ante la nada”, Martin Heidegger

“No hay dolor de que se participe más fácilmente, no hay angustia que tanto llegue al corazón como el de los hijos que han perdido a su madre”, Francisco Zarco.

Crisis de angustia

Es una situación que se presenta en personas por periodos muy breves creando en su mente situaciones de ansiedad preocupación y miedo, acompañado de síntomas físicos, como sudoración, temblor, a diferencia de la neurosis de angustia esta crisis no llega a niveles de peligrosidad.

En algunos casos genera dolor torácico, sensación de dificultad para respirar, mareos y náuseas, generalmente no pasan de esos síntomas, se caracteriza según los especialistas por presentar en los pacientes descripciones de crisis y temor al sufrir enfermedades y crisis similares en el futuro.

Para tratarlo se utiliza el mismo tratamiento que en las neurosis de angustia, terapia alternativa sesiones de relajación, medicamentos como ansiolíticos, terapia de explosión y la terapia del sueño, en estos casos se presentan las llamadas fobias, las cuales agudizan el cuadro de angustia.

Los datos dicen que a nivel mundial afecta a un 11 % de la población adulta, en donde la mayoría se recupera sin necesidad de tratamiento, en otros casos se desarrolla la neurosis de angustia en un porcentaje pequeño.

Las mujeres son más propensas a contraer la crisis, y los casos más importantes se comienzan a presentar después de haber pasado por la adolescencia, sin embargo en niño y jóvenes la crisis de angustia no es muy común, en ancianos se puede conseguir eventualmente a pesar de las edades.

Los síntomas de esta tipo de crisis son similares que las de angustia repentina, los pacientes presentan mareos, temor a la muerte, escalofríos, náuseas, diarrea, palpitaciones en el pecho, sudoración etc; los períodos de avance van creciendo lentamente en periodos de 10 minutos y pueden durar algunas horas.

Se presentan de forma inesperada, no presentan ningún aviso y en ocasiones cuando el paciente es llevado al médico, al llegar a la consulta la crisis ha desparecido, sin embargo la sensación de padecer otra crisis es lo que caracteriza este diagnóstico.

Ese temor incrementa los nervios y hace que de un momento a otro el individuo pueda entrar de nuevo en una crisis, de allí que los médicos identifican el problema rápidamente y establecen que solo es una crisis de angustia y no una neurosis, la cual es más abrasiva y peligrosa.

La crisis de angustia genera el trastorno de preocupación, en donde los problemas se mantienen en la mente de la persona a través de las preocupaciones, lo que posteriormente puede llevar a una neurosis de angustia, los tratamientos pueden durar hasta un mes, y se han visto casos de sanción total, como otros que no han podido superar el problema.

Cada especialista cumple un protocolo de tratamiento en función de controlar la crisis, la forma de administrar los medicamentos debe ser importante, ya que esta enfermedad por así decirlo, puede ser de tipo recurrente, lo que implica que en ocasiones los medicamentos no están ayudando a eliminar el problema. (Vea el articulo Mente).

Categorías Meditando

Deja un comentario