Meditación Cristiana: ¿Qué es?, Música, Reflexiones, y Más

La Meditación Cristiana, consiste principalmente en pensar, reflexionar sobre un texto, una palabra o un versículo Bíblico de Dios, la misma Biblia dice que todos debemos de meditar en su palabra para que las personas sean prosperadas en sus caminos. En el siguiente artículo conoceremos más sobre como es la Meditación Cristiana y mucho más referente a ella.

Meditación-Cristiana-1

¿Qué es la Meditación Cristiana?

La Meditación Cristiana tiende a ser el proceso de enfoque de una manera deliberada en los pensamientos, en las escrituras de la Biblia o en las reflexiones de Dios y su Obra. La Meditación Cristiana se trata de una clase de expresión de oración cristiana que los creyentes realizan a cada día.

Esta clase de Meditación, se llega a realizar con la ayuda de un libro o con algún versículo o texto que se encuentre en la Biblia, en el caso de los católicos por medio de los textos litúrgicos del día a día, de los santos o los diversos escritos realizados por los padres, entre otros.

La Meditación Cristiana se encuentra fundamentada en la Biblia de Dios. A decir verdad, la Biblia manda a los creyentes a que meditemos en su palabra. Específicamente en el libro de Josué 1:8, Dios indica que debemos meditar en “Su Palabra de día y de Noche para que seamos obedientes”.

El Salmista David llega a decir “En la ley de jehová se encuentra su delicia, y en Su Ley debes Meditar de día y de Noche”, lo puedes ver en el libro de Salmo 1:2. Para ser más exactos la palabra de Dios llega a mencionar en toda la biblia unas 20 veces que se debe de Meditar o la Meditación. (ver artículo: Meditación Relajante).

Meditación-Cristiana-2

En la parte del Antiguo Testamento hay unas 2 palabras esenciales en el idioma hebreo para lo que es la meditación que son:

  • Haga = Que significa Pronunciar, Meditar, Ponderar, Gemir.

  • Sihach = Que tiene como significado Cavilar, Contemplar o Ensayar en la mente de uno mismo.

Historia

Una de las forma de Meditación Cristiana que ha llegado a ser utilizada por la gran mayoría de los creyentes, más o menos desde lo que es el siglo IV antes de Cristo (a.C.), lo cual es considerada como la lectio Divina. Ha llegado a ser usada tradicionalmente en las órdenes religiosas monásticas, y actualmente se encuentra disfrutando de un nuevo resurgimiento.

La lectio divina llega a significar “La Lectura Sagrada” y posee unas 4 especies de etapas que son las siguientes:

  1. Lectio = Lectura

  2. Meditation = Meditación Discursiva

  3. Oratio = Oración Efectiva

  4. Contemplatio = Contemplación

En el primero que es el estado de lectio “Lectura”, la persona encuentra un pasaje y lo comienza a leer de forma deliberada. El siguiente estado, que es el Meditatio que es la “Meditación Discursiva”, es donde el creyente tiende a ponderar el texto.

En el caso del tercer estado que es el Oratio que consiste en la “Oración Efectiva”, la persona comienza a hablar con Dios en cuanto a la lectura, pidiéndole que le dé la revelación de la verdad que se encuentra en ella. Ya para la etapa o estado final, que es el de contemplatio que significa “Contemplación”, la persona sencillamente llega a descansar en la gran presencia de Dios.

Actualmente, la Meditación ha llegado a ser vista por lo general como una de las prácticas de los movimientos de lo que es la Nueva Era. Todo esto principalmente emergió de la asociación con la conocida Meditación Trascendental.

La Meditación Trascendental reconocida por las siglas “MT” llegó a ser desarrollada por un hombre llamado Maharishi Mahesh Yogui, quien era una persona perteneciente a la religión hindú.

El “Yogui”, en nombre de su fundador el que creo la Meditación Trascendental, llega a indicar el estatus en lo que es el hinduismo. Las diversas cortes ubicadas en los Estados Unidos de América han llegado a decretar que esta clase de meditación (MT) no se trata de una especie de disciplina secular.

Se trata de una religión hindú según la “Corte de Distrito de los Estados Unidos de América, Newark, Nj, en fecha del 29 de octubre del año 1977, y en la Corte de Apelaciones de los Estados Unidos de América, en Filadelfia, PA, el día 2 de febrero del año 1979”.

Meditación Cristiana Guiada

La Meditación Cristiana puede ser a nivel personal o guiada sin embargo, muchos maestros recomiendan que la misma sea personal, ya que la palabra de Dios es específica en el sentido de que cuando una persona lee la Biblia el texto escrito o lo que se encuentra leyendo, va dirigido al lector en ese momento ya que Dios así lo ha determinado en su Santa Voluntad.

Ahora bien, existen momentos y muchos en donde se pueden llegar a reunir un grupos de persona, para leer la Biblia, y estudiar los pasajes bíblicos pero es más a medida de reflexiones o de enseñanza. La Meditación Cristiana rara ves es guiada por otra persona, pero puede ser posible, en esos casos es más frecuente en las personas que son nuevas creyentes, que están comenzando en los caminos de Dios.

Meditación-Cristiana-4

Personas que necesitan una palabra de aliento, de alegría, de ánimo, de fuerza, entre otros. Para esos momentos es recomendable que busque a un maestro de la palabra una persona de ética, de moral, alguien que sepa de las escrituras, una persona con testimonio, que verdaderamente le pueda ayudar a encontrar las respuestas que busca en los textos sagrados.

Ahora bien existe otro tipo de guía o maestro que les puede ayudar por medio de la Meditación Cristiana Guiada y esta persona es el Espíritu Santo, el ser Divino o mejor conocido como la 3ra persona de la Trinidad, este mismo nos puede ayudar a encontrar las respuestas que buscamos en la palabra de Dios, el Espíritu Santo es nuestro ayudador, es el que mejor nos puede guiar a través de la palabra y el que nos puede hablar por medio de la misma.

En este caso podemos orar a Dios o simplemente pedirle al Espíritu Santo que nos guíe, que donde debemos de leer, que es lo que debemos de hacer, cual es la revelación que se encuentra en el texto, entre muchas otras cosas más. Todo es de acuerdo a los deseos de su corazón de que es lo que quiere hacer.

La Meditación Cristiana más que ser una clase de meditación guiada es una personal, entre Dios, su palabra y usted solamente, ya que por medio de la meditación de la misma va a encontrar las respuestas, y lo que se encuentra buscando en él.

¿Qué dicen los líderes Cristianos?

Una de las principales cosas de mayor importancia que existen en la Biblia, es que la misma llega a decir que las personas deben de pensar en lo que es la palabra de Dios. Los pensamientos son los que tienden a determinar el comportamiento del mismo, de una forma que lo que la persona piensa llega a ser de gran importancia.

Por esa razón es que Dios demanda o quiere que los creyentes y las personas comience a meditar en su palabra, o que por lo menos se medite en la misma. Un hombre llamado Jim Downing en lo que es la Meditation “NavPress” llega a indicar que Dios tiende a considerar lo que es la meditación como un tipo de “Ejercicio Vital de las Mentes de todos sus Hijos”.

Otro gran hombre que conoce de lo mismo es Rick Warren, autor de Una Vida con Propósito de Zondervan, llega a describir la meditación de la siguiente forma:

La Meditación tiende a ser un pensamiento que se encuentra enfocado. El mismo conlleva a gran y serio esfuerzo. La persona elige un versículo bíblicoy suele reflexionar sobre el mismo una y otro y otra vez, si la persona sabe como debe de preocuparse, entonces finalmente ya sabe como meditar”.

Este mismo hombre llamado Warren prosigue diciendo lo siguiente:

Meditación-Cristiana-5

Ningún tipo de hábito tiende a contribuir mucho más en lo que es el poder transformarlas vidas de las personas y se llega a asemejar a Jesús durante los procesos de reflexión sobre las escrituras.

Si la persona llega a mirar las gran cantidad de veces en donde Dios tiende a hablar en la Biblia sobre la meditación, se van a sorprender de todos los grandes beneficios que la misma ha llegado a prometerle y que tienden a meditar en lo que es su palabra tanto de día como de noche”.

En Satisfy Your Soul “NavPress”, el reconocido Dr. Bruce Demarest llega a escribir lo siguiente:

Un corazón que se encuentra en silencio tiende a ser nuestra mejor preparación para todo este gran trabajo realizado por Dios, la meditación es lo que llega a cambiar el foco de las persona misma y también del mundo, para que el individuo logre reflexionar en la sagradas escrituras de Dios sobre:

  • Las Habilidades

  • La Naturaleza

  • Las Obras

Para que por ese motivo la oraciones ponderen, y en otros caso se encuentren rumiendo (significa que se encuentran meditando en esto durante cada momento) las palabras de las Escrituras. La meta tiende a ser sencillamente el permitir que el espíritu santo logre activar la palabras dadora de una vida con Dios. (Ver artículo: Ejercicios de Meditación).

Meditación-Cristiana-6

Música

La Meditación Cristiana es algo que se realiza en un cuarto, o en algún espacio donde tenga privacidad, en donde solamente se encuentre usted, la Biblia y Dios, lejos de las distracciones, de los ruidos incómodos; no importando el lugar también puede ser al aire libre, la misma puede ser acompañada de una buena música, ya que esta puede ser un buen estimulante para lo que es la relajación.

La música posee un poder muy grande sobre el ser humano, en el caso de la Meditación Cristiana los tipos de músicas son muy diferentes a las de cualquier otra clase de meditación, ya que la misma consta de sonidos de instrumentos musicales de alguna canción de Adoración a Dios, y que la misma se encuentra dedicada a la exaltación y la alabanza a Dios.

Se recomiendan músicas que sean de lo más suave posible, existen diversos tipos de interpretes que poseen muchas cantidades de canciones, además se pueden llegar a encontrar músicas con títulos como por ejemplo:

  • Música Cristiana para Adorar

  • Música Cristiana para Orar

  • Música Cristiana para Meditar

Las mismas pueden tener una duración de 30 minutos otras de 1 hora o hasta incluso de más de 2 horas, las cuales constan de sonidos instrumentales que ayudan a las personas a poder orar, hablar con Dios y a meditar. 

Reflexiones y Meditación

Las reflexiones y la meditación cristiana tiene mucho en común aunque ambas tienen nombres distintos sus propósitos son los mismos por ejemplo, en el caso de las Reflexiones, estas se encargan o mejor dicho consiste en que una persona lee una historia una leyenda un pasaje, y comienza a estudiarlo con mucha determinación y atención para poder sacar una conclusión final de lo que leyó.

La meditación es la lectura de un texto sagrado, y comienza el proceso de meditar y de estudiar el texto, la palabra de Dios, y de ese mismo poder sacar lo que se quiere aplicar a la vida de la persona; este proceso de meditación se realiza con mucha atención y determinación, al igual que ocurre con las reflexiones.

Existen muchas historias bíblicas que pueden ser utilizadas para la reflexión como por ejemplo, es el caso de la Historia de Jesús el hijo de Dios, en el Nuevo Testamento en los Evangelios se puede apreciar como era la vida de Jesús, una vida honesta, sencilla, llena de amor, humildad, mansedumbre, bondad, en donde no acepta el rencor, el odio, etc.

Podemos decir que la vida de Jesús es un modelo a seguir que sirve como enseñanza, y ejemplo para el ser humano de como debe de ser su vida cristiana, como tiene que ser su carácter, su caminar, sus pensamientos.

Meditación-Cristiana-7

Otras de las historia es el caso de David, hombre que fue escogido como Rey de Israel desde temprana edad a pesar de que ya para ese momento había sido escogido un Rey que era Saul, pero Dios lo había desechado. En la vida de David podemos observar como debe de ser la aptitud de una persona en cuanto a las autoridades establecidas, como se tiene que tener un corazón sincero ante Dios y muchas otras cosas más.

Así como las antes mencionadas existen otras cantidades de historias, parábolas y anécdotas que son encontradas en la palabra de Dios, para que las personas tengan idea de como debe de ser la vida de alguien cristiano, un ser con principios, valores y moral cristiano.

¿Cómo realizarla?

Existen unos 3 momentos durante el día cuando una persona puede comenzar a entregar de forma activa la mente, a lo que es la palabra de Dios, por medio de la meditación cristiana.

  • Antes de Dormir

  • Después de Despertar

  • Todos los Días

Meditación-Cristiana-8

Antes de Dormir

Es uno de los momentos en donde una persona puede dedicar un poco de tiempo, para lo que es la meditación cristiana de la palabra de Dios; hacerlo durante estas horas, tiene el beneficio de que la palabra de Dios va a ser lo último que ocupe nuestras mentes al final de ese día.

Al Despertar

Al momento de que comenzamos el día, que es cuando despertamos podemos realizar un poco de la Meditación Cristiana por medio de la palabra de Dios, haciéndolo de esta manera vamos a hacer que la palabra de Dios sea lo primero en el día que va a estar ocupando nuestra mente.

Todos los Días

No solo antes de dormir, ni después de despertarnos, sino que todos los días de nuestras vidas necesitamos de un tiempo para meditar en la palabra de Dios, de esa manera la misma va a hablarnos a nuestras vidas en el transcurso de todo el día.

Las persona deben para poder meditar o realizar lo que es la Meditación Cristiana, necesita hacer unos cuantos pasos muy sencillos que son los siguientes:

Meditación-Cristiana-9

Primero: Debe de dedicarle unos minutos de su tiempo a la palabra de Dios, después de que lo haya hecho, comience a meditar a pensar en donde puede aplicar en que área de su vida necesita aplicar lo que ha leído, que quiere decir el texto, cual es la revelación que contiene la misma.

Segundo: Puede comenzar a orar, a hablar con Dios preguntándole que le quiere decir lo que leyó si no lo entiende, como puede aplicar eso a su vida si es necesario y que le muestre el secreto escondido a la revelación que existen en ese texto bíblico.

Tercero: Solo queda por poner en práctica lo que leyó, si es necesario o si es un consejo lograr seguirlo, o en el caso de que sea una palabra de aliento, tenerla siempre en cuenta para su día a día.

¿En que se deben de enfocar las Personas durante la Meditación Cristiana?

Esto ha llegado a ser una de las preguntas que se hacen muchas personas cuando comienzan en los caminos de Dios o en el caso de los nuevos creyentes; y la respuestas la podemos encontrar en la misma Biblia, específicamente en el libro de Filipenses Capitulo 4, Versículo 8 en la versión de la Reina Valera de 1969 que dice de la siguiente manera:

Meditación-Cristiana-10

Todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre, si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.”

(Filipenses 4:8, RV).

Meditación para Niños

En el caso de los niños, es muy buenos que ellos también lleguen a practicar lo que es la Meditación Cristiana. Por medio de esta, ellos pueden lograr aprender mucho de la Biblia, y de la palabra de Dios. Para los pequeños es bueno que se les inculque el aprender a meditar, gracias a esto pueden además comenzar a aprender también:

  • Los Valores Cristianos

  • Las Historia Bíblicas

  • Algunas Enseñanzas útiles para ellos, como por ejemplo Dios creo el mundo y todo lo que en él hay, los 10 mandamientos y más.

Para iniciar la Meditación en los Niños debemos de hacerlo de forma guiada al comienzo, de tal manera que los podamos guiar a como deben de realizar una meditación sobre lo que van a leer o a aprender, que reflexionen en la misma y puedan comprender que aunque todo esto fue en tiempos pasados, las escrituras de la Biblia pueden ser utilizadas en la actualidad para muchas cosas.

Meditación-Cristiana-20

Meditación para Mujeres

La meditación cristiana para las mujeres es algo muy común, en el sentido de que la meditación es realizada por cualquier clase de persona sin importar la edad, el sexo o la raza, todos pueden y deben de hacer una meditación sobre las sagradas escrituras en algún momento del día.

Las mujeres generalmente son las que se encuentran en un proceso mucho más largo de Meditación que en el caso de los hombres, ya que si nos vamos a lo que es el actual mundo; la gran mayoría de los hombres tienden a trabajar o a estar centrados en el día a día, y normalmente no llegan a apartar un tiempo para ser dedicado a la palabra o a la realización de la Meditación Cristiana.

Exceptuando de estos casos, a los hombres que se encuentran apartados para el servicio de Dios como por ejemplo los Pastores, los Profetas, los Apóstoles, los Maestros de la Biblia, en el caso de la iglesia católica, los papas, los padres, los obispos, los curas, entre muchos otros más.

Las mujeres son personas que a pesar de encontrarse ocupadas en el día a día llegan a ser muy puntuales o atentas a la hora de tener un tiempo para la oración y la meditación de la palabra de Dios, las mismas llegan a sacar tiempo de donde no tienen para realizar la Meditación Cristiana.

Meditación-Cristiana-19

Existe una historia muy bonita que es de reflexión para muchas mujeres, en el sentido de que se debe de tener cuidado de como se interpretan las cosas y que cuando no se entienda algo, no sacar unas conclusiones apresuradamente o a la primera, sino que se debe de pedir dirección a Dios o pedir la interpretación de lo que el quiere que se comprenda. La historia es la siguiente:

Cuanta la historia sobre una mujer cristiana que llegó a soñar con unas 3 mujeres que se encontraban en oración profunda. Entre tanto que estas mujeres permanecían de rodillas orando, el Maestro “El Señor Jesús” se aproximó a ellas.

Se acercó hasta la primera mujer, junto a ella se inclinó y le mostró una profunda ternura y gracia, ofreciéndole una bella sonrisa, la cual se encontraba llena de un amor radiante e incluso le habló con una hermosa voz llena de pureza, de dulzura y melodía.

Separándose de ella, se llegó hasta donde se encontraba la segunda mujer, sin embargo a esta solamente le colocó la mano sobre su cabeza la cual se encontraba inclinada, y además le dio una tierna mirada de aprobación.

Apartándose de la segunda, camino junto a la tercera mujer de una forma casi seca; junto a ello no se quedó, no se detuvo a decirle ni una sola palabra, ni siquiera a mirarle.

Meditación-Cristiana-14

La mujer que estaba soñando todo esto saco sus conclusiones:

Cuan grande es el amor del Señor por la primera mujer, en el caso de la segunda este le otorgó su aprobación sin darle demostraciones de afecto o de amor, lo cual fue lo que le dio a la primera; en cambio a la tercera ella en algo debió de haberle ofendido muy profundamente, ya que el Señor no le ofreció muestra de amor, de ternura o por lo menos una palabra o tan solo una mirada cuando caminó junto a ella.

Meditación-Cristiana-18

¿Que será lo que le habrá hecho al maestro, y porque razón existe tanta diferencia entre las 3 mujeres?. Entre tanto que la mujer sacaba sus conclusiones y trataba de entender lo que había visto, el propio maestro se le acercó y le dijo:

“Mujer, ¡qué mal has llegado a interpretar todo lo que eh hecho! La primera mujer ha llegado a necesitar de todo lo que es el peso de mi cuidado y ternura para de esa manera poder afirmar sus pies en el angosto camino de la verdad. Ella requiere de todo mi amor, de todo mi interés y ayuda en su día a día. Sin todas estas cosas ella simplemente fallaría y caería, y no es lo que yo quiero para ella.

En el caso de la segunda ella posee una fe mucho más fuerte e incluso un amor de mayor profundidad, y por eso puedo estar tranquilo con ella ya que todo su confianza se encuentra fundamentada en mí, no importa lo que las personas le hagan, por eso sola basta una mirada de aprobación.

Meditación-Cristiana-16

La tercera mujer que supuestamente tú, yo no noté y que aún llegue a descuidar, posee de la más fina calidad una fe y un amor inmenso. A ella me encuentro preparándola a través de un proceso que es drástico y rápido para un santo y sublime servicio al padre.

Esta tercera mujer me ha llegado y me conoce tan íntimamente, y ha llegado a confiar en mí hasta tal punto en su vida, que ella no necesita ni depende de una mirada, de una palabra o de alguna clase de demostración externa o incluso de alguna aprobación que le de, ya que toda su confianza se encuentra sembrada en mí.

Su fe es tan grande que ella no llega a desmayar ni se tiende a desalentar frente a ninguna clase de situaciones por las que llega a pasar. Ella simplemente confía en mí, aún más cuando los instintos más profundo de su corazón y el sentido y la razón natural se llegan a revelar.

Sabe con determinación que me encuentro trabajando en ella para una eternidad en el reino celestial, y a pesar de que lo hago no lo entiende en ese momento pero, más adelante lo va a entender”.

Llego a callar en mi amor, debido a que amo mucho más que lo que las palabras pueden llegar a demostrar o a dar a entender, o que los corazones humanos puedan comprender.

Callo por el gran amor que siento por ti, para que verdaderamente aprendas a amarme con todo tu corazón y comiences a confiar en mí como una respuesta espontánea y a nivel espiritual a mi gran amor, sin la necesidad de algún tipo de estímulo externo sea el que pida dicha respuesta.

Dios llega a hacer a la mujer como una especie de regalo viviente. Por eso debe ser vista y tratada como tal, un hermoso regalo de Dios para el hombre y para esta tierra. Dice su palabra de la siguiente manera:

Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre”.

Génesis 2:22.

Mas estableceré mi pacto contigo, y entrarás en el arca tú, tus hijos, tu mujer,

y las mujeres de tus hijos contigo”.

Génesis 6:18.

Significado para la Iglesia Católica

El denominado Catecismo dado por la Iglesia Católica se llega a referir a la meditación, como una especie de búsqueda. El ser humano tiende a tratar de comprender la razón, y también el como da la vida cristiana para poder adherirse y lograr responder a lo que el Señor le pide.

En medio de la meditación llegan a intervenir las ideas, las emociones, los deseos y la imaginación; los cuales llegan a ser necesarios para poder profundizar en lo que es la convicción de la fe, el fortalecer la voluntad que tiene el creyente de seguir a Jesucristo, y el suscitar la conversión de los corazones de las personas.

La Meditación como una reflexión orante, es lo que le llega a permitir a los cristianos poder avanzar hacia una gran comunión y unión con nuestro Dios creador.

Métodos de Meditación

Antiguamente, las personas católicas han llegado a utilizar algunas de las siguientes técnicas de la meditación discursiva que son:

  • El Método de los 3 tipos de poderes que son descritos en la gran mayoría de los ejercicios espirituales de un hombre llamado Ignacio de Loyola.

  • El Método de otra persona llamada San Alfonso, que se trata de una especie de ligera alteración de los ejercicios espirituales.

  • El Método denominado de San Sulpicio.

  • El Método que llegó a ser propuesto por el reconocido Francisco de Sales, en su gran obra titulada Una Introducción a la gran Vida Devota de los Creyentes.

La Meditación igualmente tiende a formar parte del reconocido Santo Rosario y también de la Lectio Divina, según lo indica el Catecismo de la Iglesia Católica, en su sección 2708. La Lectio Divina posee un gran paso denominado Meditatio en donde la persona, con la gran ayuda y guianza del Espíritu Santo, pone en práctica el poder escuchar lo que Dios quiere decirle por medio de la Biblia, que es su palabra sagrada.

En el caso de la Meditatio, el creyente se tiende a preguntar que es lo que le quiere decir el texto que leyó, llega a confrontar ese texto con otros escritos o pasajes bíblicos y procede a ver, si dicho texto le suele indicar cierta sugerencia que debe de ser aplicada o ejercida en lo que es su vida diaria.

La iglesia católica tiende a permitir lo que son las variaciones para meditar, eso sí, siempre y cuando todos los métodos a aplicar los guié hasta Cristo el redentor. Esto puede ser visto en el Catecismo de la Iglesia Católica según su sección n.º 2707.

Una Congregación denominada para la Doctrina de la Fe llegó a publicar en el año 1989, un documento llamado la Carta de los Obispos de la Iglesia Católica, en cuanto a ciertos aspectos que conciernen a la Meditación Cristiana.

En este mismo documento se llegan a advertir a los católicos sobre los riesgos que acarrean para la fe, al momento de llegar a mezclar lo que es la meditación cristiana con los diferentes tipos de estilos de meditación seculares, los cuales sean provenientes u originarios de alguna otra religión o de Sistema Filosófico, como por ejemplo en el caso de la Meditación Budista o la Meditación del Hinduismo.

Iglesia Ortodoxa

En el caso del Cristianismo Ortodoxo, generalmente no se llegan a utilizar los métodos de la Meditación Discursiva como uno de los más aplicados por los católicos.

De acuerdo con las experiencias de un reconocido Obispo Ortodoxo llamado Kallistos Ware de origen inglés, los diversos oficios litúrgicos de los diferentes ortodoxos tienden a ser muy extensos y llegan a ofrecer unas repeticiones muy continuas de los textos de la biblia, los cuales son claves, por lo que no suelen ser necesarios dichos tipos de métodos de meditación para ellos.

Los denominados Hesicastas tienden a emplear lo que es la oración de Jesús durante la meditación. Las repeticiones de dicha oración de Jesús, se tiende a adaptar a un ritmo respiratorio de forma natural del creyente o de la persona que la está practicando.

Beneficios de la Meditación Cristiana

Al llegar a centrarse en lo que es una “Figura Humana” de Dios y también en las peticiones a nivel personal, se llega a alejar al hombre de lo que es su naturaleza pecaminosa. Las técnicas más particulares que llegan a contribuir a lo que es crear el silencio interno, tienden a ser uno de los requisitos previos y de los más necesarios para poder ingresar en contacto con la Gracia de Dios.

La gran mayoría de las investigaciones científicas han llegado a demostrar que la meditación pueden lograr minimizar la presión arterial y también ayuda a mejorar el sistema inmunológico.

Sin embargo, lo que más llega a importar en cuanto a la meditación cristiana es que esta ofrece como beneficio el mejoramiento de la integridad humana y la armonía del cuerpo, de la mente y del espíritu. Los beneficios físicos que son otorgados por medio de la meditación cristiana a decir verdad no deben de ser las principales cosas a buscar, debido a que lo primordial de esta, es el crecimiento espiritual, lo cual es el objetivo fundamental de dicha práctica.

Curiosidades

Lo que llega a hacer que la meditación cristiana llegue a ser una de las prácticas espirituales más distintas a las demás, tiende a ser el simple hecho de que la misma no suele ser practicada como una simple y mera técnica de meditación. Hay una gran diferencia entre lo que es el meditar como disciplina y meditar como técnica.

En el caso del primero que es Meditar como Disciplina, la meditación llega a recibir una dimensión de fe y también de perseverancia. 

En Resumen

En conclusión lo que podemos destacar es que por medio de la meditación cristiana, lo mejor que se obtiene de ella es que se puede llegar a conocer mucho más de las escrituras, y de lo que las mismas pueden significar para la persona y su vida. Además es una de las formas en la que la persona puede llegar a acercarse y sentir lo que es la presencia de Dios, y una buena dirección de él.

Muchas cantidades de personas llegan a meditar a diario, y logran recibir o cosechar las diversas recompensas que se obtiene gracias a la relación estrecha e íntima que se ha creado con Dios, y con los mandamientos en los tiempos libres que ha dispuesto para la meditación.

Uno de los métodos más populares es la denominada Meditación Lectio Divina, la cual llega a constar de unos 4 pasos principales, que son los siguientes:

Primero

Debe de leer un texto bíblico sin importar cual sea, simplemente el que Dios o el Espíritu Santo le haya dirigido. De forma deliberada lea la Escritura muy lenta y atentamente, para que pueda entender lo que está leyendo.

Segundo

Comience a meditar en la escritura que acaba de leer. Este ya llega a ser el momento para poder memorizar el texto leído, y comenzar a pensar en como es que el mismo se llega a relacionar con usted a nivel personal. Deje que los textos sagrados de la Biblia empiecen a resonar en sus pensamientos.

Piense en como es que el versículo que acaba de leer puede ser aplicado a su vida personal, íntima o familiar y a usted mismo como tal.

Tercero

Por medio de la oración, comience a pedirle a Dios que le abra los ojos para la lectura que se encuentra meditando, que él sea el que le revele los misterios y las revelaciones que se encuentran en la misma. Luego comience a descansar en la presencia de Dios a pensar en todo lo antes mencionado. Tranquilice la mente, de tal manera que usted solamente se encuentra pensando en el texto y en la presencia misma de Dios.

Cuarto

Si su mente va a comenzar a divagar, solamente tráigala de vuelta a las escrituras o al texto que acababa de leer hace un momento, y también a la meditación. La meditación cristiana puede llegar a ser difícil en el comienzo. Solo se necesita practicarla frecuentemente, para de esa manera poder aprender a estar en completo silencio solamente usted y Dios, y meditar en su Santa Palabra.

(Visited 560 times, 1 visits today)
Categorías Meditando

Deja un comentario